20
Dic 10

Nuevo Gobierno regional

En algunos momentos duros de la crisis económica que España está atravesando y con el objeto de dar un ejemplo de austeridad más manifiesto pasó por la cabeza del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, hacer una remodelación del Gobierno regional. Incluso llegó a preguntar en Consejo de Gobierno, ante todos los consejeros, por asuntos de ordinaria administración, como el gasto de los teléfonos móviles de cada departamento. Algunas decisiones se tomaron, relativas sobre todo al uso de personal y servicios comunes, pero poco se podía hacer en ese momento ante una administración autonómica de por sí austera, con pocos asesores en sus equipos, en comparación con otras regiones, y con unos altos cargos que apenas llegaban al medio centenar. Pero este tema ha rondado la cabeza permanentemente del presidente de la Comunidad Autónoma más extensa de España y a su vez una de las menos pobladas.
Parece que el trabajo se lo quisieran ir haciendo si gana las próximas elecciones del mes de mayo. Uno de sus hombres más fieles y leales, Alfonso Fernández Mañueco, buen político y buena gente, deja la Consejería de Interior y Justicia y se va a combatir por el Ayuntamiento de Salamanca. Podríamos asegurar que es una de las Consejerías que de esta manera quedaría amortizada. Ni avanzan las competencias en estos dos campos, ya que el Gobierno central no dispone de recursos para aportar a Castilla y León, y es cierto que de esta manera este departamento queda algo vacío. Previsiblemente otras consejerías se sumarán, y es probable -aunque con este presidente si revalida la mayoría absoluta lo probable no es sinónimo de seguro, aunque tampoco de todo lo contrario- que bajen de las 12 actuales a las 9, que para algunos todavía se manifiesta como un número elevado, pero menos sería complicado por el impulso que necesitan algunas áreas para salir de la crisis, y dado el PIB de este territorio. Reforzar el tema industrial, la agricultura -con todo el área agroalimentaria-, las consejerías sociales, las infraestructuras y las nuevas tecnologías, la cultura y el turismo como nuevo valor puesto en pie, sobre todo tras las grandes inversiones acometidas, y la Hacienda, que ejerce como transversal y más en tiempos de escasez económica, parece que deben velar permanentemente. Puede que se prescinda de Administración Autonómica -que bien podría ser asumida por Presidencia, o si esta asume Interior, por Hacienda- o Medio Ambiente, que podría ir a parar a los manos de Agricultura y Ganadería. No queda mucho más, salvo reforzar las dos vicepresidencias con un perfil más político.
Otro tema sería el asunto de los consejeros, pero uno que no es alto cargo, ni le pagan para ello, sino un salario normal de la administración, no llega a descubrir lo que pasa por el cerebro del Presidente de la Junta, que algo pasará, aunque ahora tenga su primer objetivo tras aprobar los presupuestos de 2011 en ganar las elecciones. De momento el ticket burgalés cambia a Herrera-Lacalle, este último ha crecido bajo el amparo del propio presidente, pero la pareja es nueva y en este caso como siempre se esperarán con incertidumbre los resultados.


13
Dic 10

Oficina de Congresos

Parece que ya se ha puesto en marcha la Oficina de Congresos de Burgos, dependiente del Patronato de Turismo, y con el objetivo de lograr atraer a esta capital numerosos eventos que se fraguan por España o por el mundo. De momento, la primera decisión ha sido un gran acierto. Una persona ha sido elegida para la gestión con experiencia (en el único Palacio de Congresos que existe en Burgos, como es el ABBA), con dinamismo y por lo que conozco, con muchas ganas de trabajar e innovar.  Sin embargo, parece que el Auditorio y Palacio de Congresos se inaugurará a finales de 2011, pero precisamente es un año antes cuando se van ofreciendo y preparando los lugares donde se celebrarán los Congresos de 2011, 2012 y años sucesivos, así que en este caso estamos a tiempo, con una infraestructura útil, con un complejo de la Evolución preparado, y con buenos accesos a la capital, pues para entonces confiamos en que estén bastante avanzados los trabajos de la A-1. Eso sí, con el gran lamento por el AVE y otras autovías, que todavía habrá que esperar años para que tengan en Burgos su punto de destino.

Pero debemos contar con lo que tenemos y seguimos siendo un nudo logístico de primerísimo plano, que hemos estado varias veces a punto de perder el tren, pero que no podemos olvidar que en poco tiempo tendremos conectada a toda la mitad norte de la península Ibérica a través de autovías o autopistas, aunque sea hacia Cantabria por Palencia. Y esto no es desdeñable. Además la provincia de Burgos –no solo su capital- presenta suficientes atractivos turísticos como para venderlos junto a los Congresos, y quizá para entonces alberguemos la buena noticia de sumar una denominación más de Patrimonio de la Humanidad, con las ignitas de dinosaurios. La no apertura del flamante Auditorio ha llevado a trasladar de lugar algunos eventos previstos para 2011, entre ellos encuentros de médicos con asistencias de cientos de personas, o de empresas e instituciones. Aquí, por ejemplo, parece que se iban a celebrar también los premios Castilla y León 2011 como cierre de legislatura, y probablemente algunos encuentros internacionales que se habían barajado. Pero no es cuestión de lamentos, sino de prepararnos mejor para el futuro y de ofrecer un servicio de mayor calidad cuando todo esté en marcha. También los hosteleros y hoteleros  -que ahora sufren la situación de las empresas, que les sirven de impulso en estos meses invernales- deberán apostar no solo con declaraciones, sino de una forma más directa y participativa, por esta Ciudad de Congresos que debería ser Burgos y que muchas otras demandan.

Por eso no debemos parar ni un segundo. Aunque Burgos no tenga una vocación turística para aumentar significativamente su PIB  –siempre hemos sido un núcleo industrial, y ojalá sigamos siéndolo y de ahí que además del Auditorio es necesario un mayor impulso al Parque Tecnológico-, sí puede ser un pilar decisivo en mantenernos en los mismos niveles de empleo de hace tres o cuatro años, donde se podía afirmar que el paro que existía era técnico. Es un trabajo entre todos, y en equipo.


08
Dic 10

Elvis

Los últimos años de la vida de Elvis Presley fueron realmente azarosos, por su renqueante estado de salud, y su adicción a las drogas. En algunas de las fotos publicadas de sus últimas actuaciones refleja sus más de 120 kilos de peso y una imagen deformada. Presley se caracterizó durante su vida musical por los movimientos de una pelvis que pasaron a la historia. Pero en 1977, el año de su muerte, a los 43 años, dista bastante de ser el muchacho lleno de energía que conquistó el mundo. Indianápolis fue el último escenario que pisó, el 26 de junio, apenas dos meses después, el 16 de agosto, fallecía en su mansión de Graceland. Fue encontrado inconsciente, y todavía sobre los motivos de su muerte se elaboran numerosas teorías. Más de doscientas mil personas han asegurado en estos años que le han visto, y algunos incluso acusan a una conspiración su fallecimiento.

Elvis también ha pasado a la historia en Atapuerca, en sus yacimientos: la pelvis encontrada a finales de los noventa, y que ahora se exhibe en el Museo de la Evolución Humana de Burgos, recibió el nombre del cantante.  Es la pelvis más famosa, y también la más antigua y mejor conservada, más de medio millón de años. Ahora hemos conocido que nuestro Elvis heidelbergensis vivió unos pocos años más que su homólogo del siglo XX, pudo llegar hasta los 50 convirtiéndose en el abuelo del clan. Y que en los últimos años de su vida tuvo que depender de los demás miembros de la tribu, todos ellos cazadores, para sobrevivir. Y además acabó arrojado, junto al resto de los miembros del grupo, hasta 28, todos más jóvenes –como Miguelón– en la sima de los huesos, el lugar del hallazgo de Excalibur.

De Elvis, el burgalés, nos han contado al inicio de la semana pasada que sufría una deformidad lumbar, desplazamiento de vértebras y artrosis, lo que suponía que los últimos años de su vida estaría encorvado y con dolores intensos. A pesar de ello logró sobrevivir hasta una edad avanzada para lo habitual en aquella época y el resto de fósiles encontrados en la Sima de los Huesos de Atapuerca.  El altruismo parece que jugó un papel importante en la vida de los heidelbergensis, precursores de los neardentales y de los sapiens. La historia de Elvis en este sentido no es la única, también el cráneo de Benjamina relata otra historia de dolor y de amor.

Como recuerda Juan Luis Arsuaga con motivo de este nuevo descubrimiento. “Por lo menos tenemos el consuelo de que no terminó sus días solo, de que no fue dejado atrás en una marcha. El viejo Elvis expiró rodeado de los suyos”.


05
Dic 10

iRedes

Aseguran que veinte millones de personas en España han creado un perfil en cualquiera de las redes sociales en que nos manejamos en este país, desde Facebook, la gran potencia americana, que afirma que cuenta con 500 millones de usuarios en el mundo, de los que once son españoles, a Tuenti, nacida española y con nueve millones de personas, preferentemente chavales, que se conectan una media de cuarenta minutos diarios. Youtube, Myspace o Linkedin son también grandes marcas que distribuyen música, vídeos o perfiles profesionales.

Son muy pocos los que escapan al efecto ya de las redes sociales. Pero también tienen derecho a ello. No son las redes tampoco sustitutivos de los medios, pero sí alcanzan en algunos momentos, por su permanente interconexión con el usuario, la capacidad de ser los primeros, y esto ya ha ocurrido con Twitter en numerosas ocasiones (donde en apenas 140 caracteres pretendes comunicar algo), o incluso pudiera contar como mi primera información sobre el atentado a la casa cuartel de Burgos fue a través de un comentario en Facebook de una persona que había escrito que acababa de escuchar una explosión cerca de su casa y al cabo de pocos momentos se sumaban más conocidos de su red que iban añadiendo datos sobre el lugar, las posibles víctimas o el desarrollo de los hechos.

Por eso nos hemos lanzado a crear en Burgos iRedes, un ente que pretende que esta tierra castellana, y la región de la que forma parte, albergue diversos eventos sobre redes sociales, y de esta manera sumarse ya a las iniciativas públicas (como la Junta con sus espacios cyl digitales, o el Ayuntamiento con su pionera red wifi) o privadas. iRedes ya abordaba la pasada semana una mesa redonda en Comunicación Audiovisual en la UBU donde se trataba sobre la influencia de las redes. Los protagonistas, Icaro Moyano, de Tuenti, y José Luis Orihuela, una persona que cuenta en Twitter con más de 110.000 seguidores, y sobre todo para protagonistas los universitarios que hicieron decenas y decenas de preguntas. Podría asegurar que casi el 100 por cien de ellos, casi con total seguridad, están en alguna red.

iRedes también está organizando en Burgos el I Congreso Iberoamericano de Redes Sociales, con el español como protagonista, y con todos los que en el mundo de las redes e Internet tienen algo que decir. De momento, el jurado que otorgará los premios iRedes cuenta con una docena de expertos. En el Congreso se hablará de la comunicación de nuestros ancestros, de la utilidad de las redes en los negocios y mucho de futuro. Contamos con patrocinadores como Telefónica –que recientemente ha adquirido Tuenti-, o colaboradores como Caja de Burgos, Satec y Nuclenor, además de los Espacios Cyl Digital o la concejalía de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento burgalés.

Cuando hace cuatro años entraba en facebook pregunté a un amigo que vivía en Estados Unidos que recorrido tenía la red social creada por unos amigos de Harvard. Me dijo que la moda estaba pasando. Se equivocó,  él sigue en la red, yo también, y dicen que casi dos mil millones de personas en el mundo. Es difícil de conocer su repercusión global, pero es evidente que han marcado un antes y un después en la comunicación.


03
Dic 10

Cuenta atrás electoral

La reunión que ha mantenido el presidente del Partido Popular en Castilla y León, Juan Vicente Herrera, con cada uno de los responsables provinciales de la formación política; y las peticiones de audiencia entre los propios parlamentarios regionales para ser recibidos por su jefe a lo largo de la semana pasada, sobre todo de la provincia de Burgos, han sido dos hechos que no por habituales pueden pasar desapercibidos. Herrera parece haber marcado ya la línea de salida para las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo y a buen seguro que en pocas semanas conoceremos los números 1 de cada una de las candidaturas de las principales localidades de este territorio.

La configuración de listas, comenzando por el candidato de cada una, es la tarea más compleja para un político con mando en plaza. Son muchos los que desean subirse al carro ganador -y en esta ocasión parece que el PP, según afirman las encuestas, está en la mejor posición- y otros tantos los que aspiran mejorar en su valoración política y ascender. De momento, solo hay un hecho claro en el partido de centro derecha (en la izquierda han aprendido hace tiempo que la ropa sucia se lava en casa, y transcienden cada vez menos informaciones al público), que la lista de Burgos a las Cortes la presidirá Herrera, y conociendo su forma de configurarlas el resto de personas representarán diversas comarcas de la provincia burgalesa; además, como la ley exige paridad, pues entre los ocho primeros habrá cuatro mujeres y cuatro hombres; de estos últimos hay algunos que parecen abonados a la Cámara vallisoletana, así que más cambios podrían encontrarse entre el bando femenino. Veremos, porque siempre Herrera se ha caracterizado por sorprender en algún puesto a los militantes.

Si me dejara el presidente que le hiciera una recomendación, que no creo, incluiría en el puesto 7 de la lista de procuradores a aquel que no queda más remedio -por lo que sea- para que se lo trabaje un poco, se recorra kilómetros y pierda el culo. Y en el 8, que sería un milagro pero que podría llegar a conseguirlo si el panorama para los socialistas sigue tan negro, a alguna joven promesa, para que también se lo curre más que el resto, y tengan su oportunidad, aunque sea tan difícil y milagrosa. Y sobre todo que no se crean tan fácil la victoria como para rifarse los puestos, esos todos los de la lista, porque el suelo electoral tanto del PP como del PSOE suele estar bastante amarrado, presenten a quien presenten, y hasta el propio recuento de las votaciones no habrá nada seguro en cuanto al número de escaños conseguidos.

Pero donde parece que puede estar la batalla es en Miranda y en Aranda. En la primera, Borja Suárez se encuentra en la mejor situación posible para destronar a Fernando Campo. Tampoco lo tendrá fácil, pero será más difícil aún si suenan veleidades posibles sobre su responsabilidad en la Diputación Provincial. La ciudad del Ebro es una plaza difícil para la derecha, pero en la que ya tuvo ocasión de gobernar, y si presenta una alternativa sobre todo fiable podría vencer. Y para mí que en Aranda la derecha es la que pierde, no es la izquierda quien gana. No presentan candidatos coherentes, no realizan campañas honestas, y tienen al partido dividido. En esta ocasión parten de la base de la mala situación económica de España y que los ciudadanos buscarán alternativas, pero en un comicio local el candidato suma votos o los resta. Mucho me temo que para los populares ha ocurrido más esto último que lo primero. Lograr sacar un nuevo número 1 de la chistera no será fácil. Pero igual podrían mirar hacia las Cortes autonómicas en este momento y hacia su representante en las filas populares o buscar un perfil diferente en la propia localidad ribereña, pero como quienes tienen que hacer eso son los mismos que quieren seguir amarrados a la poltrona, el reto me parece complicado.

El tercer punto en conflicto electoral es Burgos. Aparicio debería dejar ya de deshojar la margarita y cortar de raíz todas las conversaciones de café donde le achacan que no se presentará porque no le gusta la Alcaldía. La imagen que denota es nefasta y aunque no le gustara tendría que mostrarse encantado de haberse conocido, porque qué mejor que ser el alcalde de tu ciudad, o al menos de ello deberíamos sentirnos orgullosos todos. Y si lo que pretende -por otra parte razonable- es dejar el puesto tras dos legislaturas, siguiendo la recomendación del que es su amigo Aznar, pues que lo anuncie y lo deje y se busque o le busquen una nueva alternativa laboral, pero el puesto de alcalde, por la propia institución y por respeto a los ciudadanos, debe permanecer inmaculado.

Hablar de la Diputación a estas alturas puede llegar a producir agotamiento. Orden Vigara dejará el mando de la plaza y son muchos los que se postulan para el puesto. A ellos les pediría que hubieran demostrado antes en sus respectivas localidades o en elecciones previas su capacidad de liderazgo, sus ganas de trabajar, su innovación. Entiendo que si las Diputaciones parece que van a pervivir -si por más de uno fuera, desaparecerían- al menos habría que darles un aire nuevo en unos tiempos diferentes y complejos. Si es un mero intermediario de ayudas y subvenciones, que lo haga la Delegación de la Junta. Y el candidato de la Diputación nunca debería estar en las listas de Burgos, Aranda y Miranda, que no están incluidas en los presupuestos provinciales. Gente en la provincia hay y buena, y solo hay que dar un repaso a las páginas de este periódico para mostrar a aquellos ediles que se mueven y a los que no. Y hablando de la Delegación de la Junta, si necesitan buscar, aquí encuentran.


03
Dic 10

Muerte indigna

La idea básica de la futura ley es regular los derechos de los enfermos terminales. A mí, como a Berlanga, que me dejen vivir, y morir, a ser posible, rodeado de gente que quiero. Y como afirma el doctor más famoso de la televisión, House, la muerte nunca es digna, solo es digna la vida. El Ejecutivo quiere abordar ahora reformas legislativas en relación con las personas que quieren morir, muchas de ellas terminales. Con una gran ligereza el portavoz del Gobierno ha afirmado que se trata de «una normativa para personas desahuciadas legalmente. Para aquellos a los que sólo les queda un calvario antes de morir. El objetivo es garantizar los derechos de los pacientes, sus familiares y médicos, y el derecho ‘a morir dignamente’, que es lo mismo que decir ‘morir sin dolor».

Pareciera la muerte la única salida a la vida. No extrañan entonces las palabras del presidente de Derecho a Morir Dignamente, la asociación que más ha trabajado en España por la legalización de la eutanasia, que ha asegurado que «el primer Plan Nacional de Cuidados Paliativos en España ha sido un fracaso, ya que en diez años sólo han pasado de cubrir al 15 o el 20% de la población al 35%». «¿Cuántos años más necesitamos para cubrir al cien por cien?, ¿40 años más?, no sólo es cuestión de leyes, también es de presupuestos». Nunca hubiera pensado que si lo que este señor dice es cierto estamos cometiendo un gravísimo error y dando un paso que nos condena a una cultura de muerte.

Cuando no hay soluciones, la muerte es para algunos el amparo a su ineptitud. Dejarlos morir a aquellos que sufren porque no se ha llegado con los cuidados paliativos y con la atención médica a eliminar el dolor y a acompañar sobre todo a aquellos ancianos solos que no tienen a nadie con quien compartir su sufrimiento. No hace mucho tiempo hablaba con un amigo en Burgos en que nos teníamos que empeñar a que no hubiera ni un anciano solo, que no se apoderara de él la soledad, porque luego llegaría la desesperanza y la muerte, y crear una ONG que pusiera en ese su único fin. Porque sino finalmente moriría de forma indigna, pero no él, sino indignante para toda la sociedad que supuestamente le ha acompañado a lo largo de su paso por este mundo, y no me gustaría formar parte de esa vecindad.

El concepto de «muerte digna» está ya tan manido que no dice casi nada. En cualquier caso, para la mayoría de las personas seguramente incluye las siguientes condiciones: morir sin dolor u otros síntomas mal controlados, morir a su tiempo natural sin que se acorte ni se prolongue de forma artificial el proceso de la muerte, morir rodeado del cariño de la familia y los amigos, morir con la posibilidad de haber sido informado adecuadamente, eligiendo -si se puede- el lugar (domicilio u hospital) y participando en todas las decisiones importantes que le afecten.

Hemos llegado a crear una sociedad que no sabe cómo cuidar a sus ancianos o a sus enfermos, porque son más longevos, porque estamos más desprendidos de ellos, porque les apartamos de nuestras decisiones, y solo al final lloramos en silencio por lo que no hicimos y pudimos llegar a hacer. Si esta sociedad arrastra ahora hacia la muerte a aquellos que el propio Gobierno desahucia -dónde estará el límite- sin poner apenas soluciones, esta sociedad, como la muerte, es indigna.


03
Dic 10

Convencidos de lo nuestro

Lo nuestro, que es lo de todos. Y depende de cada uno de los ciudadanos de Burgos creerse todas las posibilidades que encierra esta ciudad y provincia, que son muchas ya a simple vista; aunque quizá para ello haya que vencer numerosas dificultades acumuladas a lo largo de los años, agentes externos aparentemente perjudiciales -el clima en ocasiones no nos acompaña- y a los tradicionales agoreros que están tirando del tren en dirección contraria.

Carlos Andreu, un amigo que es consultor empresarial y coach, asegura que hay que eliminar a los cafres de tu vida. A aquellos que ven todo en negativo, él les llama zombis, e insiste en que son gente que muere a los 18 años o a los 30, aunque les entierren a los 90; «aquellos que quieren que la vida les vaya bien haciendo lo que hacen hasta ahora, pero sí hacen lo que hasta ahora, cómo te irá la vida, pues como hasta ahora», asegura este profesor aragonés.

Algunos por su parte dicen que es falta de autoestima, que solo se logra llenar El Plantío cuando viene la selección española, y que se sale a las manifestaciones cuando te tocan el bolsillo o la salud, aun desconociendo el principal motivo de las mismas. Pero lo bueno que tiene todo esto es que ellos son unos pocos, pese a que se les oiga más que la ilustre mayoría silenciosa, y Burgos está viviendo en estos momentos unos meses históricos que no puede ni debe dejar pasar, pero aportando otras miras, otro ritmo, otras voluntades y sobre todo una renovada capacidad de trabajo y de generar ideas e ilusión.

Da la sensación al hablar con algunos ciudadanos de esta ciudad, ya candidata oficial a la capitalidad cultural europea en 2016, que podemos. Que cabe la posibilidad de recuperar las posibilidades que tiene por su situación logística, y también por sus polígonos industriales o mantener ese puesto de ser la primera ciudad visitada de Castilla y León. Pero ello requiere innovación y no avanzar por el mismo camino recurrente, que han marcado una línea, como pueden ser los distintos planes estratégicos, pero ahora el avance debería ser exponencial y multiplicador, lo que no está exento de dificultades. Tenemos la excusa -la elección de Capital de la Cultura- y cuenta Burgos con mimbres suficientes para que surtan efecto. Falta capacidad de decisión, imaginación y sobre todo trabajo en común con todos los implicados.

Escuchar al director del Museo de Neanderthal, un alemán alto, rubio y preparado, que un equipamiento que hay en Burgos, como es el Museo de la Evolución, puede liderar un proyecto europeo y mundial, es suficiente. Para eso efectivamente hay que estar convencidos de lo nuestro, del MEH, y del románico de Silos, y del cañón del Ebro, y de los vinos de la Ribera, y de la investigación en la UBU, y de la calidad de las empresas… y sobre todo el valor de sus gentes. Yo me lo creo, y creo que muchos otros también.