Recortes

Con menos ingresos, toca echarle todavía más imaginación y marcar muy bien las prioridades. Lo han hecho, y lo han sufrido, las empresas privadas durante estos últimos años, no lo habían cumplido muchas de las administraciones, mientras se miraba hacia otro lado. Se ha precisado de unas elecciones municipales y autonómicas y un movimiento en la calle para que los responsables públicos reaccionaran. En algunas autonomías, en algunos casos uniprovinciales, como es Baleares, las empresas públicas superaban ampliamente las 200 y las Consejerías 14. El nuevo presidente insular –desconozco si por conciencia o porque no le quedaba más remedio- ha reducido las mismas a 6. Efectivamente no es lo mismo gobernar en el territorio más grande de España que hacerlo en unos miles de metros cuadrados. Ni tampoco en la Comunidad más poblada que en la menos, ni en la más concentrada que en la más dispersa. Pero los peculios no son infinitos y cuando todos somos más pobres hay que ajustarse el cinturón como en las familias numerosas. Aunque aparentemente muchas de las manifestaciones solo sirvan para la galería es cierto que si se disminuyen los centros de poder (sean consejerías, direcciones generales, fundaciones…), se distribuyen mejor los recursos, porque de principio ya hay que repartir entre menos.

Será una de las grandes enseñanzas de esta crisis a la que todavía nadie le ha puesto un final. Es claro que cuando salgamos de ella ya nada será lo mismo y la economía de subsistencia que muchos autónomos y empresas están realizando se ajustará también en tiempos de bonanza. Es evidente que ahora es el momento del cambio y de una “R-evolución” que vaya más allá de los lemas sino a las causas, muchas de ellas ancladas en una educación que ha olvidado los valores y se ha ocupado únicamente en preparar personas para ocupar ciertos puestos de trabajo. Se acabó el derroche que lo ha habido y mucho. Se acabaron las tarjetas de crédito sin control.

Pero todo ello muchas familias lo han sabido hacer a lo largo de los años. Familias castellanas que han ahorrado durante toda su vida para que ahora sus hijos y sus nietos puedan subsistir con salarios bajos o sin empleo. Ha sido la familia la que ha salido reforzada de la crisis, porque son ellas las que han aunado y han mantenido en algunas ocasiones a todo su entorno. Pero no habrá políticas de familia, de jóvenes, de mujer, de igualdad si no hay empleo, y en ello todos podemos innovar; la mayoría actuando bien en su trabajo, con honradez y profesionalidad, otros generando nuevos puestos, y algunos creando iniciativas y situando los medios necesarios. Y posiblemente sea el fin para muchos aprovechados, que haberlos haylos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comments

  1. Una nueva entrada en el blog para hablar, claro, de Recortes http://t.co/dviqwrW

  2. Una nueva entrada en el blog para hablar, claro, de Recortes http://t.co/dviqwrW

  3. Una nueva entrada en el blog para hablar, claro, de Recortes http://t.co/dviqwrW

Deja un comentario