28
May 13

25 años de Las Edades del Hombre

Valladolid, en octubre de 1988, fue el punto de partida, luego llegarían Burgos, León, Salamanca, Amberes, Soria-Osma, Palencia, Astorga, Zamora, Nueva York, Segovia, Ávila, Ciudad Rodrigo, Ponferrada, Soria, Medina del Campo/Medina de Rioseco, Oña y estos días Arévalo. La estación de 2014 será Aranda de Duero. Veinticinco años con un balance hasta la actualidad de más de 10 millones de visitantes. La iniciativa partió de las 11 diócesis que conforman Castilla y León y la financiación ha ido viajando de lo privado a lo público, con la duda de qué ocurrirá después del paso por  la capital ribereña el año próximo. La Fundación, por otra parte, sigue trabajando en sus tareas de restauración de Valbuena de Duero, imagino que con los justos recursos para un patrimonio de la Iglesia que supone el cincuenta por ciento del total que hay en España.

Las Edades del Hombre es una gran idea. Única además. Cuando todos los especialistas en marketing se preocupan por la ‘marca’ de prestigio cultural, esta exposición la consiguió ya al inicio de su andadura. El trabajo para poner en valor miles de piezas ha sido ingente. Y no solo de las obras expuestas, logró que contempláramos con otra mirada las catedrales y las iglesias que se convertían en las sedes durante unos meses, e hizo casi un acceso universal a la cultura por el accesible precio de sus entradas y la movilidad a lo largo y ancho de la geografía castellano y leonesa de todas sus exhibiciones, con viajes al exterior como el caso de Bélgica y Estados Unidos.

Cuando se inauguró la primera muestra de Las Edades en Valladolid pocos pensaban que pudiera permanecer en el tiempo un cuarto de siglo después, y menos se imaginaban entonces la ingente cifra de visitantes que acumularía. En principio, solo serían las Catedrales de la Comunidad las que albergarían este evento. Pero muchas otras localidades, dado el éxito de las primeras muestras, solicitaron ser también sedes, a lo que hay que sumar el reparto territorial que parece que siempre hay que hacer en Castilla y León, por lo que se extendió por las nueve provincias. Sobre esto no caben dudas pues aunque las cifras millonarias de las muestras han ido disminuyendo, son todavía cientos de miles los visitantes que las últimas exposiciones han tenido, desde las Medinas de Valladolid a la localidad burgalesa de Oña. Las Edades además es una ocasión para conocer todo el entorno  como ocurre ahora con La Moraña abulense, por lo que es clave para el turismo presente y futuro de Castilla y León. Motivos hay para su continuidad, porque la clave es conseguir mantener la emoción ante una obra de arte, además del afán evangélico que motiva para la Iglesia esta presentación, el reto es esa provocación que hay que lograr del espectador en espacios que son únicos, algunos de ellos ya de por sí Patrimonio de la Humanidad.  Pero el desafío se mantiene cada año.  Suerte para esta recién inaugurada exposición en Arévalo y para la futura de Aranda de Duero.


21
May 13

Trenes

En Burgos no hay que preguntar sobre los efectos de la supresión de líneas ferroviarias desde que se empeñaron que el mejor trazado entre Burgos y la capital de España era la línea ferroviaria más larga  una que debería, en principio, unir dos países como España y Francia, se trazaba con curvas. Así nos va que la Alta Velocidad o la Velocidad Alta ha llegado a varios puntos de este país, pero no le comunica con el más cercano a través de la salida más corta hacia París o Lisboa. Todo han sido decisiones políticas, y a ellas se han sumado en los recientes años los motivos económicos, esos que van a suprimir un montón de líneas en los próximos meses salvo que, una vez más, las diferentes Comunidades Autónomas, las salven de la quema con sus aportaciones. Pero qué van a elegir las autonomías entre transporte o entre sanidad y educación, que es donde realmente nos la jugamos, y donde sin duda deben dedicar los máximos recursos en tiempos de crisis.

Aquí, en este territorio, no toca en el plano que se ha presentado desde el Ministerio de Fomento eliminar ninguna línea, porque no las hay en esta provincia, solo llegan las procedentes de Barcelona hacia Galicia o Asturias, y las de Madrid hacia el País Vasco y Francia, eso sí por Valladolid. Han mejorado los trenes, ya son casi todos Alvia, y el tiempo, ya que hasta Valladolid desde Madrid y el tramo Zaragoza-Barcelona circula a una velocidad alta, por lo que se han reducido los tiempos, pero sigue siendo más caro que los autocares de línea y en la capital burgalesa con el consabido problema de la ubicación de la estación Rosa de Lima Manzano.

Perdimos la batalla del tren directo, y de momento estamos perdiendo la de la Alta Velocidad, aunque se supone que ganaremos la guerra. Se desconoce cuándo llegará el primer AVE a Burgos, y si eso está previsto al menos en el medio plazo, todavía se ignora más cuándo partirá hacia el País Vasco para enlazar con la alta velocidad francesa. Nadie sugiere tampoco que se hayan hecho avances en el transporte de mercancías por la línea del directo, y las autovías y autopistas aparecen pobladas de transportistas. Y eso teniendo en cuenta que si hicieras una encuesta los españoles considerarían a Burgos una ciudad bien comunicada,  y lo es, pero las lagunas todavía se mantienen teniendo en cuenta que los transportes son fundamentales en una economía que quiere distribuir, exportar y avanzar. Sumamos además otras preguntas sin respuesta sobre el futuro del Puerto Seco de Pancorbo, sobre las mercancías por el aire, sobre el futuro de Villafría, sobre autovías hacia Logroño o Santander. Preguntas con pocas o ningunas respuesta.

 


14
May 13

Oposición

No debe ser relativamente difícil hacer oposición para un partido que no ha gobernado en anteriores ocasiones. Para el que sí lo ha hecho, y ha dejado un rastro negativo, es harto difícil, y lo estamos viendo ahora mismo con las diferentes posiciones del Partido Socialista, en la que no saben si lo más necesario es un nuevo líder o unas nuevas formas. En cambio, para formaciones políticas que no han tocado casi pelo, como el caso de UPyD, la alternativa es aparentemente sencilla, sumarse a las propuestas que más motivan a la opinión pública, por ejemplo, e intentar ganar en el río revuelto de la actual democracia. Eso sí, en cuestiones supuestamente conflictivas todavía desconocemos su ideología, y es aquí donde muchos se preguntan qué piensan en cuestiones básicas desde los impuestos al derecho a la educación o el derecho a la vida.

Recuerdo los años anteriores a la Alcaldía de Ángel Olivares. Surgía entonces un partido como Tierra Comunera, que no había semana en que no llegaran a los medios de comunicación dos o tres notas de prensa suyas, todas, o casi todas, sugeridas casi desde los propios medios. Eran su fuente de alimentación. Y reivindicaban todo lo que ahí leían. Parecían convertirse en el altavoz del pueblo. Llegaron las elecciones y obtuvieron tres concejales. No fueron fáciles los últimos meses de legislatura de Valentín Niño, que no repetía en el cargo, y donde el PP perdía la mayoría absoluta y no podía gobernar. El  juego de las extrañas alianzas y de un Ayuntamiento con cinco grupos hizo que TC estuviera en el equipo de gobierno. Y casualmente que en las siguientes elecciones perdiera toda su representación, después de unos años donde aparentemente podían haber gobernado como ellos solicitaban en la legislatura anterior.

No es fácil el ejercicio de poder. Sí lo sería para aquel que gobierna sin tomar decisiones, dejándose llevar por la corriente o si hablamos de economía, por ejemplo, sumando deuda. Pero eso no es gobernar. Desgraciadamente todos los casos de corrupción de los políticos, ya sean locales, provinciales, regionales o nacionales, les han colocado en los peores puestos de valoración por los ciudadanos y no será fácil despegarse de cualquier duda cuando asuman una decisión, sobre todo porque ya existe una gran generalización. En un momento dado estarán respaldando a los banqueros, en otros a los constructores, en otros a la oligarquía, otros a sí mismos, pero nunca a la clase trabajadora. Con seis millones de trabajadores según la EPA, los datos avalan toda crítica. Para mí tienen el máximo respeto todos los políticos honrados que desde los diferentes foros intentan sacar su parte de territorio adelante, quizá sobren unos cuantos –sigo con mi campaña de desaparición del Senado-, también asesores, altos cargos… Pero son ellos los que tienen que dirigir este país, porque los hemos elegido democráticamente, y merecen el respeto. Eso sí, si hay sombras de honradez, dimisión y a la calle, y si son unos ineptos a los cuatro años cambiamos el voto y ya está, porque cada vez se parecen todos más. Y si quieren votar a coaliciones o partidos sin experiencia de gobierno, pues fenomenal, pero ya saben a lo que se arriesgan, aunque llega un momento que o te arriesgas o mueres.


07
May 13

Fortalezas

Dicen que en el país de los ciegos el tuerto es el rey. En una nación donde hay provincias con casi el 50 por ciento de parados, que Burgos alcance el 22,48 por ciento no deja de ser un relativo consuelo pero también un sufrimiento para los 40.800 desempleados de toda la provincia. Y más si nos retrotraemos a no pocos años antes donde estos datos no alcanzaban ni el 10 por ciento. Hay además otra circunstancia y es que en el último trimestre ha sido el territorio de la región donde peor comportamiento se ha producido. Ya no es Burgos la provincia que presumía de mejores cifras de empleo. Ello, sin embargo, no debe dejar embaucar por el pesimismo y no tener  en cuenta sus fortalezas.

Automoción, Agroalimentación, Patrimonio ligado a la cultura y al turismo, y al concentrar tres sitios reconocidos mundialmente, el reconocimiento de ser un lugar de la provincia, Valpuesta, como el origen de una lengua que hablan 500 millones de personas en todo el mundo… no deja de ser un aliciente para pensar que pese a las dificultades Burgos puede salir adelante, gracias sobre todo a una mezcla entre la iniciativa pública y privada en temas como la industria cultural –los equipamientos públicos, o la apuesta por ejemplo por Atapuerca de la administración se mantienen pese a la crisis-, la alimentaria –el impacto de Tierra de Sabor está siendo importante- o la de automoción, con el apoyo a las marcas instaladas en la Comunidad Autónoma, pero sobre todo con el empuje de unos cuantos empresarios afincados en Burgos donde se ha apostado no solo por la producción sino también por innovación. En otro caso, el del español, hay por el mundo 18 millones de personas que estudian nuestro idioma como lengua extranjera. Muchos de ellos llegan a España para mejorar su aprendizaje aunque todavía Burgos no es su principal destino, con todo lo que puede ofrecer esta tierra, ahí existe también mucho trabajo por delante.

El Ayuntamiento de Burgos ha fijado el mes de junio para la presentación de la Marca Burgos en la capital de España. Una marca es algo más que una B de colores y una sonrisa. Es un empeño casi global de toda una ciudad. No hay duda de que, por ejemplo, Barcelona la tiene, que la tuvo Valencia, y que ahora parece manchada, que la puede tener Santiago, probablemente Sevilla, y sin dudarlo algunas más. Esa marca es una imagen asociada sobre todo a promoción y publicidad, pero también a sensaciones o experiencias de los propios visitantes, y en eso los ciudadanos burgaleses siempre pueden aportar un plus. En ello toca trabajar.

El desánimo que parece acompaña las decisiones del Gobierno Central, por mucho que se empeñen en asociarlas a un ramalazo de sinceridad, no parece acertado para lo que necesita este país, que es precisamente lo contrario. Aseguran que el presidente con sus decisiones económicas ha combatido más la prima de riesgo que el desempleo. Pudiera ser, pero aun así no ha cumplido el compromiso de adelgazamiento del Estado. Ya es general la cuestión sobre para qué necesitamos dos Cámaras en estas circunstancias, y como no se oye ninguna voz que defienda el Senado  se confirma que se ha convertido en un lugar donde colocar a políticos de partidos, ex altos cargos, familiares… Nunca la credibilidad de los representantes públicos ha estado tan baja.

Por eso es el tiempo de los ciudadanos, pese a la losa que suponen las cifras de parados, nunca esta tribu ha dejado de ser solidaria, y ojalá que emprendedora.

Publicado en mi columna de Diario de Burgos el 6 de mayo de 2013