Maldito horario

Sí, por la mañana cuando me despierto no veré bullir la primavera con un sol impresionante, tendré que esperar. Y por la noche, podré salir de trabajar con luz. Pero desgraciadamente mi cuarto da a un balcón casi cubierto al que apenas llegan los rayos solares, salgo tarde del curro  y este nuevo horario no me gusta nada.

Dicen que ahorramos, pero vivimos al contrario que la mayoría de los países de nuestro entorno. Gobierno tras gobierno no hemos tomado todavía la decisión de ajustarnos al que debía ser nuestro horario natural. Este cambio de hora estacional siempre provoca un debate sobre la racionalización de los horarios y la conciliación de la vida laboral y familiar. Un debate necesario, pero que nunca es abordado por nuestros próceres políticos y del que no suele aparecer ninguna línea en los programas electorales. Porque este tema, por lo que supone de cambio, si se hace debería ser  Pacto de Estado, y aquí sí que podemos todos echarle la culpa a Franco, porque parece que en España no siempre los horarios fueron así.

Ello supone, sobre todo, reducir el tiempo entre la salida y la entrada a trabajar en la jornada partida, adelantar los horarios de las alternativas de ocio y sobre todo de la televisión. Cambiar nuestro sistema de alimentación, que el desayuno sea mas fuerte y la comida ligera. Y estamos hablando de no todos los españoles, porque la mayoría de funcionarios: en la administración, profesores, en la justicia, en la sanidad… Salvo excepciones,ya tienen jornada continua, e incluso en parte del sector privado.

Pero no se imaginan que seria mejor finalizar todos a las seis de la tarde, cenar en torno a las ocho, mientras ve las noticias tranquilamente  y que el prime time de la tele finalice a las once de la noche. Es como poner Master Chef Junior a partir de las diez y media para que todos nuestros chavales lleguen dormidos al colegio.

Probablemente haya muchos trabajos sesudos a favor del cambio de horario y en contra, de que el reloj biológico no tiene por qué afectar a la vida diaria, o que los españoles tenemos que ser diferentes y por eso los turistas eligen nuestro país como uno de los principales lugares turísticos del mundo, porque echan de menos unas costumbres diferentes y nuestro hecho diferencial es el que les gusta, tanto que incluso algunos al jubilarse , cuando ya no tienen que conciliar, claro, se trasladan a vivir a nuestro país.

Probablemente, pero el hecho también es que España es uno de los país es menos productivos, donde madres y padres se vuelven locos con los horarios de las guarderías, donde dormimos menos y no rendimos todo lo que podemos, y no solo en el trabajo, y donde nos cuesta ver el sol cuando finalizamos la jornada laboral. Maldito horario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags:

Deja un comentario