21
Nov 17

El tren digno

Miles de extremeños ya se han cansado después de unos cuantos años de que les tomen el pelo y se plantaron este sábado en Madrid no para pedir precisamente que la alta velocidad llegue a Cáceres y Badajoz, sino simplemente un tren digno, que rebaje las seis horas en que transcurre el recorrido entre Badajoz y la capital de España en locomotoras diésel –no está electrificada la vía-, sin cafetería y bastantes veces con avería asegurada. Para que los viajeros que se trasladan de Mérida a Sevilla, que son casi 200 kilómetros, no superen las cuatro horas. No son peticiones exageradas, sino más bien justas, y allí que se fueron miles de habitantes de esa comunidad autónoma, con su presidente a la cabeza (está bien ser el convocante porque así se despista el objetivo) para reivindicar un transporte mejor y digno.

Desgraciadamente parece existir para Adif una España de dos velocidades, y para quien maneja la política ferroviaria. Aquí, en la provincia de Burgos, bien conocemos también lo de ser olvidados, aunque vista la situación de aquella región parece que no deberíamos quejarnos. La tomadura de pelo que estamos sufriendo con la llegada de la alta velocidad es tremenda. La coña con que se están tomando los informes del tren directo para la circulación de mercancías es alucinante. Pareciera que algunos partidos han visto en Cataluña la excusa para no seguir trabajando para el resto de España. Y los líderes de esos partidos en la región, en la provincia, o en la ciudad han respirado al ver que lo que sucede con esa comunidad autónoma evita otras críticas. Es cierto que es fundamental para España, para Castilla y León o para Burgos mantener la unidad patria, pero no podemos dejar de crecer por ello.

Es que las cifras en las que nos estamos manejando –y que ustedes conocen por haber sido publicadas por este periódico- las podría haber asumido hasta la Diputación de Burgos si la Junta le pagara aquellas partidas que no le corresponden a la institución provincial y sí a la regional. En las cantidades de euros que nos movemos es una ridiculez para unos presupuestos generales del Estado que de momento no tienen hoja de ruta.

Sabemos ya que los políticos básicamente no defienden los intereses de los ciudadanos a los que representan, sino los del partido que les pone en las listas y que si se mueven no salen en la foto. Pero si todavía les resta algo de dignidad profesional, y conociendo lo que supondría para esta provincia ese movimiento de mercancías, si entre los cuatro formaciones que tienen representantes en el Congreso no logran el objetivo, deberían dimitir de sus funciones los causantes de esta chapuza. Y el director general de transporte de la Junta quizá debería haberse callado cuando recientemente en Pancorbo afirmó que su administración reforzará el transporte de mercancías en tren. Trabajo tiene, porque solo el 2 por ciento lo hace en Castilla y León, siendo más limpio y más barato.


21
Nov 17

Candidatos de La 8

Llega de nuevo la Gala de La 8 Burgos para celebrar un año más a aquellas personas, instituciones o pueblos que nos han sorprendido en 2017. Es cierto que al final queda reducido a 4 el número de candidatos por categoría (que se pueden votar en www.la8burgos.es ), y que a buen seguro nos habremos dejando un número grande de alternativas. Pero los que están bien merecen nuestra atención.

La votación termina el 5 de diciembre, y apenas se ha abierto la web, ya se suman 2.000 votos por categoría, es decir, más de 10.000 en total. Algo de lo que nos sentimos muy orgullosos y se lo agradecemos a los burgaleses, a los espectadores, y a nuestros patrocinadores, siempre fieles cuando llegan estas fechas.

En valores empresariales, dos empresas jóvenes como Asti y Juarreño comparten candidatura con otras dos que este año han celebrado sus cincuenta años de implantación en Burgos, como es el caso de Gonvarri y Bridgestone. Además tres de las cuatro fueron creadas por burgaleses, y la cuarta ha sido una de las industrias de referencia de nuestra provincia.

Si hablamos de los premios promesas, tres mujeres acaparan casi las candidaturas. Sara Martín, la joven ciclista arandina que ya ha participado en un campeonato de Europa y otro del mundo; Ana Torrequebrada, fichada ya por un grupo de danza europeo después de haber estudiado en la Escuela de Danza de Burgos; Bárbara de Aymerich cuyo trabajo con Espiciencia transciende nuestro país, por su apuesta por la ciencia en el medio rural, y Luis Jorge Arribas, un usuario de Aspanias apasionado por el comic.

La categoría de pueblo ejemplar, que suele ser una de las más votadas, este año tiene localidades de norte a sur. Se puede votar a Espinosa de los Monteros, Sargentes de La Lora, Caleruega y Tórtoles de Esgueva.

Los Premios Superación, una categoría con la que hemos contado los últimos cuatro años, tiene como siempre personas esforzadas y destacadas :Fidel Torcida, director del Museo de los Dinosaurios de Salas, El Proyecto Monachus de recuperación de buitres en el Arlanza, el Proyecto Bebé Miradas, pionero en España para detectar el autismo en los niños, y Stem Talent Girl, la búsqueda de vocaciones científicas entre chicas estudiantes, que desde Burgos se está traslandando a otras provincias.

Finalmente, en los valores culturales, se tocan casi todos los palos, desde el director de la Joven Orquesta de Burgos, Pedro Bartolomé, a Elisa Sanz, que lleva ya cinco galardones de los Premios Max.Junto a ellos, la Asociación Sad Hill, que ha puesto en valor el cementerio de las últimas escenas de la película El bueno, El feo y El malo. Finalmente, un artista polifacético como Cristino Díez merece la candidatura tras ser el sustento de la Cabalgata con sus carrozas, o de las exposiciones de los artistas plásticos en Gamonal, por no hablar de sus obras.

Así que les animamos a que voten y a elegir los ganadores de la 11 Gala de La 8 Burgos, además de acompañarnos. Gracias.


03
Nov 17

Noviembre

Es domingo. Pregunto a una persona cercana sobre qué podría escribir este artículo. Evidentemente el partidazo del San Pablo es una opción. Inenarrable. Casi 10.000 voces a una durante noventa minutos gritando el nombre de Burgos y aplaudiendo. Para intentar lograr un sueño. Las sensaciones serían inenarrables. Con unas peñas sin un solo minuto de descanso, con unos jugadores que se dejaron la piel hasta la extenuación, ante un Madrid cansado sí, pero con una capacidad para encestar muy alta, y por eso ganaron, con seis de siete triples en los últimos minutos.

Pero también me sugiere hablar sobre el mes de noviembre y los difuntos. Este fin de semana los cementerios de ciudades y pueblos ya se encontraban con gente que rezaba a sus muertos, que limpiaba sus nichos y tumbas, que colocaba una docena de flores sobre los nombres de los seres queridos, que besaban las fotografías de aquellos que nos dejaron sin esperarlo, o nos abandonaron con previo aviso.

Es difícil escribir de la muerte. Aunque la hayas visto muy cerca. Aunque veías cómo se iban apagando. Un día de estos enterraremos las cenizas de mi madre, junto a sus padres. Había que hacer algún papeleo y buscar una jornada donde encontrarnos todos los hermanos. Estaba con las maletas preparadas, pero siempre puede quedar la duda de si hablamos todo lo que teníamos que habernos contado. Si la dije suficientes veces que la quería. Cuando acudamos a los cementerios, aun sin fe, todavía tenemos la capacidad de reconciliarnos. Apenas conocí a mis abuelos. Alguno de ellos han pasado al olvido, los nietos no vivimos donde está enterrado y solo podemos rezar una oración mirando al cielo. Quizá a muchos de ustedes les ocurra, si es así, aunque no practiquen, dedíquenle a esa persona un Ave María. Por si las moscas ese pequeño acto de fe puede abrirle las puertas del cielo.

Yo todavía me encuentro por la calle gente que se parece a mi padre. ¡Cómo le costó adaptarse a la silla de ruedas! No quería que le vieran con esa incapacidad. Pero pronto volvió a salir todos los días como lo hacía como estaba bien. Con mi madre, con un cuidador, con sus hijos y gracias a Dios conoció a sus nietos. Mi madre aguantó también más por ellos, por los pequeñajos, como muchas madres de ustedes, amigos lectores. El sufrimiento va por dentro.

Por lo que nuestros mayores hicieron por nosotros bien merecen esa visita a los cementerios, o esa oración por su alma. O ese beso enviado. O un te quiero en silencio.