26
Feb 19

Profesionales de bata blanca

Probablemente, si hicieran una encuesta en las salas de espera de los centros de salud del Sacyl, preguntando a los usuarios si prefieren estar ahí sentados un ratillo, pero sabiendo que van a ser atendidos el tiempo necesario por su médico de familia, o la alternativa, si les gustaría que cada doctor se limitara a la norma y recibiera cada diez minutos, eso sí, con una puntualidad exquisita, la mayoría de las respuestas elegirían  la primera opción. Aguantar, pero contar todos sus males a los de la bata blanca. Y como la mayoría de los que ocupan esos espacios son gente mayor cuentan, en general, con tiempo por delante. El problema comienza a plantearse con los acompañantes, cuando los hay, porque tienen otras muchas cosas que hacer y suelen comenzar sus mosqueos con el ‘¿hay alguien dentro? o ¿está la doctora?`’

La mayoría de los antes llamados médicos de cabecera entiendo que optan por la primera opción de una atención profesional, delicada y cercana –esa es mi experiencia personal, y lo agradezco- aunque todavía quedan los de preguntar y recetar sobre la marcha. También los que directamente te mandan al especialista sin más dilaciones, ni un examen mínimo de los síntomas.

Pero para que todo eso funcione, tiene que haber mujeres y hombres con bata, que ocupen los despachos de los ‘ambulatorios’, acudan a las urgencias, estén de guardia, y cuenten con los derechos que su profesión tiene. Porque lo que menos quieren los pacientes es un médico agotado para intentar solucionarles sus problemas de salud.

Tengo un amigo médico de familia que llevaba años peleando porque los minutos de atención al menos fueran diez. Ha hecho campañas, ha movilizado a varios de sus colegas. Pero la presión asistencial sigue aumentando y el tiempo disminuyendo, así que tiene que alargar sus horarios de trabajo, sin perder la sonrisa con el paciente, pero imagino que maldiciendo a la administración por no poner todos los medios.

En Castilla y León,  las encuestas que realiza la sanidad pública suele ser favorables a su gestión, en cuanto al trabajo de los sanitarios –doctores y doctoras, enfermeros y enfermeras, auxiliares- también la puntuación es alta, otra cosa es la lista de espera en algunas de las especialidades, que es grande, por mucho que con las cifras intenten argumentar lo contrario. Se puede recibir la carta de citación en algunos casos seis o siete meses antes de que se produzca la consulta.

Y en la Atención Primaria se está centrando ahora el atolladero. La población está más envejecida, hay más pacientes crónicos y menos facultativos. La solución es compleja. Además, las situaciones se repiten en otras provincias y comunidades autónomas, no es un caso exclusivamente nuestro.  Pero habrá que hacer algo.

 


20
Feb 19

Prodigiosos

En los últimos años estamos acostumbrados a que vayan triunfando en las diferentes cadenas de televisión programas que buscan  ‘talents’ en diferentes campos. Desde la gastronomía a la canción, llegando a la costura o el humor de los monologuistas pasando por aquellos que se transforman en ídolos musicales de otros tiempos. Algunos compiten en el mismo horario y en el mismo día, apostando precisamente por esta configuración u obligando a los seguidores de los mismos a la televisión a la carta.

En unas semanas y en la televisión pública surgirá un nuevo formato, que lleva triunfando en Francia varias temporadas, y que aspira a hacerlo también en España. Lo hace la misma productora que Masterchef, por ejemplo, y este domingo acaba de grabarse el último programa en el Centro Cultural Miguel Delibes, que gestiona la Junta de Castilla y León, y que cuenta con un gran auditorio que por unas semanas se ha transformado en un plató de televisión para albergar las 5 galas de ‘Prodigios’ .

Por vez primera, si la memoria no falla y teniendo en cuenta que el primer recuerdo que tengo de la mal llamada ‘caja tonta’ es de la llegada del hombre a la Luna, actúa en gran parte del espacio una banda sinfónica en directo, como es el caso de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, uno de los mejores grupos españoles en estos momentos, y participa en todas las actuaciones que se producen en el escenario.

En esta ocasión los talentos, presentados por Boris Izaguirre, un gran tipo con una gran formación cultural y una capacidad de improvisación grande, son chavales menores de 16 años y que cada uno domina alguna de las tres facetas de lo clásico: la danza, algún instrumento, y el bel canto. Frente a ellos, un jurado con Ainhoa Arteta, Nacho Duato y Andrés Salado (al que conocerán por ser el director de la Oscyl en la gira de plazas sinfónicas), que más que criticar las actuaciones, ayudan a superarse a los jóvenes en sus especialidades.

Solo una televisión pública podía lanzarse a esta aventura, donde la audiencia no es necesariamente lo primero –aunque sí contará para que haya nuevas ediciones- y donde se puede apostar por la música clásica antes que por tipos encerrados en una casa, aunque para eso también se necesita cierto talento.

Juego en casa, y por ello tengo la necesidad de insistir en que ‘Prodigios’ no hubiera sido posible sin el buen hacer del equipo que trabaja en el ‘Miguel Delibes’, desde el primero hasta el último; sin una orquesta que ha tenido que ensayar multitud de piezas y que imagino habrá disfrutado viendo a los pequeños en sus actuaciones… todos se han volcado porque se mostrara el buen hacer de los castellanos y leoneses. De todo ello podemos sentirnos orgullosos cuando lo veamos a través de cualquier pantalla. Ojalá las audiencias refrenden el riesgo que han asumido todos los participantes en este concurso, pero como dijo Boris el primer día de la grabación, todo lo que nos rodea es música clásica. Se lo recomiendo.


05
Feb 19

Cerrar el círculo en Atapuerca

El Museo de la Evolución Humana alberga en su última planta una exposición fotográfica sobre los 40 años de las excavaciones en la Sierra de Atapuerca.  Los primeros que horadaron esos terrenos todavía recuerdan las dificultades de los inicios.  Eran los pioneros, y quizá de ese ejemplo decidieron el nombre de antecessor para una especie de homínidos encontrados en los yacimientos.

Estas cuatro décadas han supuesto, gracias a los fósiles hallados en cada temporada, la puesta de largo de Atapuerca entre el lugar arqueológico más destacado de Europa, y entre los diez primeros del mundo. Al asentamiento de las campañas de cada verano, gracias a la aportación inicial del Ejército y la Diputación, y más tarde de la Junta de Castilla y León y de la Fundación Atapuerca, se sumaron por parte de la administración regional cuatro grandes equipamientos culturales. El primero de ellos, el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana –a medios con el Estado-, luego el Museo de la Evolución Humana, además de los dos centros, el Cayac y el Carex, en Ibeas y el pueblo de Atapuerca, paso obligado  del Camino de Santiago. Todo ello, como recordaba el presidente de la Junta, ha supuesto una inversión pública de 160 millones de euros.

Faltaba ir cerrando el contenido de estos bienes culturales, basados sobre todo en la investigación y en la divulgación.  El MEH además se ha convertido en estos últimos años  en el buque insignia de la actividad cultural en Burgos. Más de 160.000 personas asistieron en 2018 a las diferentes actividades programadas en el mismo.

Continuaba, sin embargo, la falsa polémica sobre el destino de los miles de fósiles encontrados en todos estos años, algunos de los cuales, precisamente los principales, los mostraba el MEH , y en  una decisión excepcional de la Junta y los codirectores  optaba por presentar los originales, algo no visto de forma habitual en ningún otro museo científico del mundo. Otros los seguía recibiendo el Museo de Burgos, centro de la Junta que debe certificar y conservar todo lo encontrado en cualquiera de las excavaciones de la provincia. Pero faltaba todavía la decisión y la firma para cumplir uno de los objetivos para los que se había creado el Cenieh, que es la conservación y rehabilitación de los fósiles. Este convenio, que se cumplió el viernes, con la presencia de Herrera, entre la Junta y el Cenieh, culmina la madurez del Sistema Atapuerca. Del Cenieh saldrán ahora los nuevos fósiles que exhiba el MEH en el futuro para sus miles de visitantes, restos excepcionales fruto de un trabajo en equipo.

El presidente de la Junta quiso antes de irse cerrar el círculo y culminar así el trabajo bien hecho de un proyecto, el de Atapuerca, con muchos actores implicados y que todavía tiene que aportar mucho a la ciencia y a la divulgación.

 


01
Feb 19

Jóvenes invisibles

Cientos de miles de  jóvenes, la mayoría procedentes de América Latina, han arropado al Papa Francisco durante la Jornada Mundial de la Juventud. “Asumir la vida como viene. Es abrazar nuestra patria, nuestras familias, nuestros amigos tal como son, también con sus fragilidades y pequeñeces. Abrazar la vida se manifiesta también cuando damos la bienvenida a todo lo que no es perfecto, a todo lo que no es puro ni destilado, pero por eso no es menos digno de amor. ¿Acaso alguien por ser discapacitado o frágil no es digno de amor? Les pregunto, ¿un discapacitado, una persona frágil es digna de amor? Sí. Entendieron. Otra pregunta, a ver cómo responden: ¿Alguien por ser extranjero, por haberse equivocado, por estar enfermo o en una prisión no es digno de amor? Y así lo hizo Jesús: abrazó al leproso, al ciego y al paralítico, abrazó al fariseo y al pecador. Abrazó al ladrón en la cruz e incluso abrazó y perdonó a quienes lo estaban crucificando”.

Para los católicos no tan jóvenes este encuentro, que actualmente es trianual y que el próximo será en Portugal en 2022, probablemente rememore los celebrados en Santiago de Compostela y en Madrid, donde la cifra de asistentes superó el millón de personas. Preludio de ellos fue el primer viaje de Juan Pablo II a España y el encuentro en el Santiago Bernabéu, muy difícil de olvidar para todos aquellos que tuvimos ocasión de acudir. Francisco es exigente con los jóvenes y les pide que trasformen la sociedad, pero a la vez recuerda a los mayores lo fácil que resulta criticarles y pasar el tiempo murmurando sobre ellos si se les priva de oportunidades laborales, educativas… desde dónde agarrarse y soñar con el futuro. Y todo ello es responsabilidad de las generaciones que ya han superado esos años juveniles.

Muchos jóvenes, decía Francisco este sábado por la noche en Panamá, sienten que dejaron de existir para otros, para la familia, para la sociedad, para la comunidad “y entonces muchas veces se sienten invisibles. Así los estamos empujando a no mirar el futuro y a caer en las garras de las drogas, de cualquier cosa que los destruya. Podemos preguntarnos: ¿Qué hago yo con los jóvenes que veo?, ¿los critico o no me interesa?, ¿los ayudo o no me interesa? ¿Es verdad que para mí dejaron de existir hace tiempo?”

Estas jornadas mundiales de la juventud no solo van dirigidas a los menores de treinta que se tiran con su tienda de campaña varias noches, que viajan como pueden miles de kilómetros y que acuden con fe para ver al jefe de su Iglesia. Intenta el Papa remover el corazón de todos. Llamó ‘influencer’ a María y la puso como ejemplo por su amor, que es el que nos hace más humanos y más plenos.