De vacía a vaciada

Si seguimos fielmente la definición por parte del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española de vacía indica: “Relativo a sitio: Con menos gente de la que puede concurrir a él”. Si somos estrictos en su interpretación, casi toda España estaría vacía en comparación de la densidad de población de otros lugares. Aquí caben muchos. Evidentemente existen unos países geográficamente pequeños, con buenos recursos y nivel de vida, con gran densidad, como es el caso de Mónaco (19.200/km2), que lidera el ranking, Singapur, Hong Hong (6646) , Bahrein, Malta, Blangadés, Palestina –o lo que le queda-, Barbados, Taiwan (653) …

En el lado inverso se encuentran Mongolia, Australia -3 habitantes por kilómetro cuadrado-, Islandia, Namibia, Surinan, Canadá -4-, Guyana…. ¿Y Europa? Pues entre nuestros vecinos hay cifras muy diferenciadas, desde Inglaterra con 531 habitantes por kilómetro cuadrado, Alemania, con 232, Italia, con 200, Francia, con 112 a Rumania, con 82, Grecia, con 86, Finlandia con 18….

España alcanza 93 habitantes por kilómetro cuadrado, ocupa el puesto 88 en el mundo, de 194 países, una densidad moderada. Sin embargo, hay estudiosos, y no españoles, que insisten en que el problema de nuestro país es la distribución y que solo está poblado el 13 por ciento de nuestro territorio, hay lugares como Hospitalet donde la densidad es de 53.119 por encima del mayor distrito de París que cuenta con 52.218. Teniendo en cuenta las cifras de ocupación de territorio contamos con altas cifras de densidad.

Y en nuestra querida Castilla y León cómo andamos. Pues no muy achuchados, hay espacio para muchos más. Así que cuando una empresa decida instalarse aquí y argumentemos que no hay suelo, alguien nos engaña. En eso que llamamos CyL, con 94.224 km2 de superficie, viven 26 habitantes por cada kilómetro cuadrado, poco más que en Finlandia, que cuenta con nueve municipios con más de 100.000 habitantes y una densidad de 18. Así que nuestros convecinos en esta región castellana, que suman casi dos millones y medio de habitantes, apenas ocupan el espacio.

Algunos dicen que este, el de la despoblación, el de Castilla y León vaciada, porque cada vez somos menos, no es solo un problema de nuestra tierra, sino ‘el’ problema.  La tasa de natalidad está en torno al 6 por ciento y la de mortalidad sobre el 12. Es comprensible que haya un grupo numeroso de personas que se desplaza de sus pueblos a localidades más grandes. Quieren estar cerca de servicios como la sanidad e incluso de internet o la cultura. En Navarra llevan años con un ambicioso proyecto que están a punto de culminar –donde participa una empresa burgalesa en la construcción de canaletas- que consiste en unir con fibra óptica todas las localidades de su comunidad autónoma. Tienen dinero y es una sola provincia, pero por algo se empieza. Burgos es la provincia con más municipios. Y aquí ocurre como en la Misa de su pueblo, aunque sean muy pocos los que asistan, no quieren (algunos no pueden) desplazarse. El objetivo no es fácil. Vivimos en la Laponia española.

s

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags: , , , ,

Comments are closed.