13
Ene 15

Orgulloso de un presidente

Es su trabajo. Su obligación. Indudablemente. Pero habitualmente agradecemos que nos feliciten cuando hacemos nuestra tarea bien, aunque sea nuestro deber. Nunca viene mal una palmadita a la espalda, una sonrisa, o un apretón de manos. Más cuando se es muy difícil ser profeta en tu tierra, salvo que seas artista o futbolista, y ahora cocinero, y aun así, no siempre se cumple. También merecen ese agasajo aquellos servidores públicos que realizan bien su quehacer, aunque sean ahora precisamente los más vilipendidados, los políticos; y más contemplando alrededor otros ejemplos, nada ejemplares, parece que no falta razón a la ciudadanía.

Pero hoy me gustaría felicitar desde esta Página Par al presidente de la Junta de Castilla y León por eso, por hacer bien lo que es elemental, su trabajo, y ponerle especialmente los cinco sentidos, como lo hace con todo lo de Burgos. Más en dos recientes actuaciones que tienen mucho que ver con esta tierra, en su pasado y en su futuro. Desde el mismo día del incendio de la planta de Campofrío, se reunía ya con el presidente de la multinacional, y menos de 24 horas después ya estaban dos de sus consejeros preparando el futuro con el comité de empresa. Se ha implicado día a día en la reconstrucción de la fábrica y en el empleo de los trabajadores. Ha hecho mojarse a dos ministros, el de Industria y a la de Empleo, y a la vicepresidenta del Gobierno, además de agilizar numerosos trámites desde la propia administración regional para intentar mantener al máximo los ingresos de los afectados.

En el caso de San Juan de Dios, conociendo un poco a Juan Vicente Herrera y el afecto que tiene hacia ese centro sanitario, se percibía cuál iba a ser su respuesta: inmediata, y sin dilaciones a la hora de establecer las negociaciones y los objetivos finales. Por eso, en esta ocasión, no eran comprensibles algunas de las acusaciones manejadas por el comité de empresa, sobre todo teniendo en cuenta la inversión realizada en este centro privado en los últimos años por parte de fondos públicos.

Recientemente he estado en tres capitales de provincia de la Comunidad, y en las tres he escuchado un mismo mensaje: ‘Claro, siendo Herrera de Burgos….’ y enseguida se ha citado en la conversación el Complejo de la Evolución Humana o el flamante Hospital, por mentar dos muestras impulsadas bajo su gobierno, y que a todos los que nos visitan llaman la atención.

Hay puntos negativos en el gobierno de la región, evidente, y muchos que no me gustan, pero también hay positivos, está claro. Que han juzgado ya las urnas al presidente en tres ocasiones es un hecho, aunque sigo dudando si lo juzgarán en el próximo encuentro electoral.

Estamos orgullosos en muchas ocasiones de nuestro equipo de fútbol, de nuestra selección, de nuestros investigadores o maestros. También de nuestra familia. Por qué no estarlo también de un alcalde o un presidente de tu autonomía. Yo ahora lo estoy de Herrera, porque creo que lo merece. Y apenas se hace justicia con nuestros políticos.


06
Nov 12

Italia lo ha hecho: Menos es más

No es tarea fácil, pero si lo han hecho los italianos, con su asomo de corrupción, por qué no puede asumirlo España. Son otros modelos, pero no son diferentes las circunstancias. Nuestras provincias son más grandes que las suyas, y las funciones diferentes, y aunque no conozco de cerca la gestión administrativa del país transalpino creo que las autonomías pintan menos que aquí, pero han hecho el gesto, y se ahorrarán, dicen, 40 millones de euros al año, al pasar de las 86 provincias actuales a 51 dentro de un año, tras las nuevas elecciones que se celebrarán en noviembre de 2013 y que traerán nuevas juntas provinciales, menos políticos y diferentes funciones.

Es un paso. En España los políticos no han hecho ni un solo guiño para que los ciudadanos puedan pensar que están dispuestos también a reducir el número de cargos. Y de ahí que ahora mismo estén cuestionados por el pueblo que les vota, y que se miren con lupa todas las actuaciones, y que ya no se pase ni un solo atisbo de corrupción. En Italia, su Gobierno con este cambio ha dicho que con menos podemos hacer más. Creará además ciudades metropolitanas, sobre las que girarán territorios, serán diez: Roma, Turín, Milán, Venecia, Génova, Bolonia, Nápoles y Reggio Calabria.

Monti no lo ha tenido fácil en su empeño, ha luchado contra la resistencia feroz de las oligarquías políticas locales, se ha visto obligado a hacer excepciones, pero al final parece que lo va a conseguir. Piensa el Gobierno que en algunos casos ha sido numeroso el despilfarro y en otros demasiados funcionarios. Así que de aquí a un año cambiará la geografía provincial italiana, algo que solo podía hacer un gobierno de técnicos. En España muchos ciudadanos se plantean que la administración provincial y la autonómica en muchos casos está duplicada y que la primera sobra. Tenemos cuatro administraciones: local, provincial, regional y nacional. No parece el mejor ejemplo de eficacia.

En Italia ha habido provincias que han argumentado razones históricas y socio culturales para continuar existiendo. Otras han esgrimido puros motivos geográficos, por encontrarse en macizos montañosos o de comunicaciones difíciles. Hay que tener en cuenta que algunas provincias en Italia son muy pequeñas en extensión y en población, por eso han fijado el criterio de que desaparecen aquellas con menos de 350.000 habitantes con un criterio de población, o inferior a 2.500 kilómetros cuadrados con el criterio de extensión. Han pactado por ejemplo que la provincia eliminada acepte que la capital se mantenga en la provincia más grande, pero a cambio obtiene la jefatura de policía u otros menesteres.

Ahí no se queda Monti, piensa que las actuales 20 regiones son demasiadas. Y también los 8.000 municipios. Pero a este ejecutivo tecnócrata no le va a dar tiempo. Tiene elecciones en primavera, y solo podrá dejar esbozado un proyecto en busca de una mayor y mejor eficacia para el ciudadano. ¿Y en España? No se preocupen los políticos, todavía tienen sus puestos asegurados.

Columna publicada en DB el 5.XI.2012


28
Mar 11

La Junta y el MEH

Este artículo es políticamente correcto. Y lo es porque voy a hablar bien de mis jefes, que en estos momentos es la Junta de Castilla y León, y lo hago porque desde hoy entran ‘en funciones’  todos los cargos públicos municipales y autonómicos. Aunque resulta curioso que es precisamente en esta situación cuando más horas supuestamente están en disposición de atender a los ciudadanos, del servicio público.

Pese a todos los problemas que puede generar la apertura de un Museo, como es el de la Evolución Humana, con la envergadura y los presupuestos que tiene, y frente a encontrarnos en una situación de crisis económica –el MEH fue levantado en época de vacas gordas, para gestionarse en momentos de vacas flacas- desde todos aquellos estamentos de la administración autonómica he encontrado no solo aliento, sino también apoyo, desde la propia Consejería de Cultura, comenzando por la titular, hasta jefes de servicio y funcionarios, la relación ha sido constante. Gracias a ellos hemos podido contar en el MEH con eventos destacados, el último de ellos la presencia del Consejo de Patrimonio Histórico, con todos los responsables de Patrimonio de las Comunidades Autónomas Españolas y del Gobierno Central. Hemos estado presentes, además, de la mano de Sotur en las Ferias más importantes de turismo y con la colaboración de todos ellos nos han visitado numerosos tour operadores, que culminarán el próximo día 14 de abril con el Mercado de Turismo que se celebrará en el  Museo y que contará con la presencia de más de 300 profesionales del sector a los que podremos ‘vender’ las excelencias no solo del Sistema Atapuerca, sino de toda la provincia de Burgos. Y como es un lujo tenerlos entre nosotros es una oportunidad que no podemos dejar pasar.

Pero el apoyo no se debe solo a la Consejería de Cultura y Turismo,  y a lo que forma parte de su obligación, sino también al mimo que han puesto y seguirán poniendo, no me cabe la menor duda, en el hermano pequeño de los Museos de Castilla y León, que en el año 2010 se convirtió en los más visitados de la Comunidad, contabilizándose solo apenas seis meses desde su nacimiento. También caminamos de la mano de la Consejería de Fomento y de la Dirección General de Telecomunicaciones, con el talento de unos cuantos, y con el deseo de convertir la próxima web en la que estamos trabajando en una referencia no solo museística, sino también innovadora, interactiva y científica, donde puedan acudir jóvenes y mayores, curiosos y expertos. Hemos contado además con el apoyo de los máximos responsables de la administración regional en Burgos y de la administración local. Y lógicamente el impulso decidido del presidente, Juan Vicente Herrera, quien creyó y alentó desde el primer momento hasta ahora este proyecto, y de todo su equipo más cercano.

Creo que en un momento de cambio y de posible ajuste en el futuro debía unas líneas a quienes han colaborado en estos primeros meses del MEH. No he puesto nombres, no hacen falta, cada uno y cada una de ellos, que son muchos, lo saben. Gracias, y seguro que nos vemos tras el 22-M. Habéis demostrado una más que suficiente capacidad de trabajo y amor por esta tierra.