19
Feb 13

Una ciudad ‘enredada’

Para muchos, Burgos, con su tradición, con su historia y su patrimonio, no pudiera parecer una ciudad embarcada en las Nuevas Tecnologías. Es cierto que si en el Hospital de la Concepción se hubiera apostado por el Centro de Nuevas Experiencias Digitales de Castilla y León, hubiéramos contado con un edificio emblemático. Pero no ha podido ser, pese al impulso de algunos concejales, y el desapego de otros.  Sin embargo, Burgos es pionera en eventos cercanos a las redes, desde internet a las sociales, y vinculadas también a los emprendedores, surgidas también desde las nuevas tecnologías.

Iniciador tiene que buscar cada mes un lugar para acoger a decenas de asistentes. El último, la cafetería Evo, en el Fórum, se quedó pequeña.  Son la mayoría de sus organizadores jóvenes, ilusionados, y que no cuentan con remuneración. Su objetivo es la relación, el networking que ahora se estila. Y los ponentes suman un alto nivel de ello. Los asistentes, muchos estudiantes, emprendedores, y burgaleses. Y pocos políticos. La iniciativa fundamental, la de los Jóvenes Empresarios, a la que se han sumado también patrocinadores como la UBU, Cámara, FAE y CEEI. Esta iniciativa que ha llegado a Burgos se realiza también en otros lugares del territorio español.

TechDAY60 2012 es otra cita mensual organizada por CSA con empresarios para analizar en 60 minutos los últimos avances tecnológicos. También la sede puede variar, en función de los destinatarios. Y seguimos sumando eventos, en breve también comenzará en Burgos el TEDxBurgos.  TED es un evento anual en el que algunos de los pensadores y emprendedores más importantes del mundo están invitados a compartir lo que más les apasiona. TED significa Tecnología, Entretenimiento y Diseño. TED por su parte ha creado TEDx, un programa de conferencias locales y organizadas de forma independiente que permiten disfrutar de una experiencia similar a las conferencias TED.

En torno a Twitter ya es popular #TwittBu , en torno a una cerveza, los tuiteros burgaleses debaten sobre actualidad, tecnología y buena vida. Estas citas en Asturias giran en torno a la sidra, y en Madrid hasta los jóvenes científicos y divulgadores para apurar sus penas se han sumado al Beer for Science que se extiende por todo el mundo. Podemos seguir hablando de #NetWorkingBUR, de @contuberniobur, que pretende unir a profesionales socialmedia, y del StartupWeekend Burgos, que de mano de la UBU, con el impulso de Nueve Comunicación están convirtiéndose en uno de los principales encuentros para desarrollar ideas de negocio tecnológicas de España, y el primero por supuesto en Castilla y León.

iRedes ya ha ocupado un espacio en esta Página Par en varias ocasiones. Este Congreso se realizará por tercera vez el 7 y 8 de marzo. Su referencia es ya internacional en castellano. Pero qué les voy a decir, cuando lo conoces desde su período embrionario. Simplemente, que les espero por allí. Burgos es una ciudad viva y digital. Y eso, tiene futuro.


05
Feb 13

#iRedes 3

Hoy vengo a hablar de mi libro, de uno de los más inmediatos. Desde hace 3 años Burgos es la sede del Congreso Iberoamericano de Redes Sociales.  Un encuentro que aparentemente parece consolidado pero que en cada convocatoria es necesario un esfuerzo adicional para sacar adelante. No solo los patrocinios, que el apoyo permanente de BBVA, Telefónica y el Ayuntamiento de Burgos es necesario y fundamental para recibir ideas, sugerencias, palmadas, sino también con el objetivo de que ponentes e invitados mantengan un alto nivel conseguido ya desde la primera convocatoria, en el que muchos de ustedes recordaran el diálogo final entre Arturo Pérez Reverte y Juan Luis Arsuaga que gracias a las redes sociales podemos contemplar cuando queramos a través de YouTube, como el monólogo de Leo Harlem sobre internet y redes con el que concluyó el segundo Congreso y que ya tiene casi 350.000 visitas, o las intervenciones de los casi 100 ponentes en estos dos años, algunas de las cuales fueron lo que los tuiteros denominan Trending Topic mundial (las tendencias de cada momento en el mundo, y no es fácil competir, no crean, por ejemplo con los #lospapelesdeBárcenas ).

No es exagerado afirmar que durante esos dos días que dura #iRedes, Burgos se convierte en el centro de las redes sociales en castellano. Uno de los objetivos iniciales de este Congreso era precisamente ese, que la capital castellana fuera también la capital de las nuevas tecnologías. Y algo hemos avanzado. El segundo motivo era precisamente el idiomático y en ese sentido hemos hecho valer el castellano como punto común para  conversar sobre el futuro de la Comunicación. Hemos ‘fichado’ ponentes destacados del otro lado del Atlántico, más en calidad que en cantidad, y este año podemos sentirnos orgullosos al conocer que la bloguera más leída en castellano Yoani Sánchez, que ha estado unos años sin poder salir de Cuba, su primera intervención en España será en Burgos, en el marco del Congreso, en el Fórum Evolución.

Las redes forman parte ya de nuestras vidas. Publicamos fotografías a través de numerosos filtros, mantenemos grupos profesionales, nos convertimos en embajadores de nuestra tierra, somos testigos de numerosos acontecimientos o estamos al día de lo que ocurre en cualquier parte del mundo. Hasta pronunciamos con cierta habilidad esa palabreja #hashtag  (etiqueta) que suena tan extraña. Poco a poco hemos avanzado en la privacidad y pensamos para qué utilizamos cada una de estas redes. Y hasta un par de destacados emprendedores como Juan Luis Polo y Julio Alonso van a contar en este nuevo iRedes del mes de marzo cómo se puede llegar a conseguir y crear empleo a través de las mismas.

Su avance ha sido posible a través de unos pequeños aparatos, que desde el primer momento les nombramos en inglés smartphones , esos teléfonos inteligentes que se mueven entre los Samsung, Iphone, Blackberry o Nokia. Tenemos tarifa plana –comparativamente cara con el resto de países- y no somos nadie si no usamos el whatsapp. Quizá de tarifas podamos escuchar a Luis Abril también en el Congreso.

Nadie sabe el futuro de las redes, de los móviles, o de la web. Quizá en algún garaje de cualquier pueblo de Estados Unidos haya dos jóvenes emulando a Steve Jobs o a Bill Gates que lo estén intuyendo, o quizá no haya que irse tan lejos para descubrir ese lugar, después de lo visto en el último encuentro de Iniciador Burgos, porque no siempre –aunque sería bueno- son lo importante las condiciones económicas y políticas en las que nos movemos. Nos vemos en #iRedes 3, donde les aconsejo que no se pierdan el diálogo entre Ana Pastor y Andreu Buenafuente.


27
Mar 12

Para qué sirven las redes sociales

Sábado al mediodía, quedo para almorzar con algunos de los asistentes al Congreso Iberoamericano de Redes Sociales iRedes. Tanto habían disfrutado de la hospitalidad de la ciudad de Burgos que habían decidido prorrogar el fin de semana en esta tierra. Acudimos a un restaurante cercano a la Catedral, enseguida uno de mis acompañantes abrió el iphone, la aplicación de Foursquare y vio lo que algunos de los usuarios opinaban sobre el lugar. Recomendaban la confitura de pato. Pinchó en la red social y se convirtió en un visitante más, espero que haya recomendado el lugar porque el cordero estaba impecable . Por curiosidad, entré en esta red y vi  las recomendaciones que hacían para diversos lugares de la ciudad de Burgos. Entré en el Museo de la Evolución y comprobé que 237 personas diferentes habían hecho chek-in, y 18 de ellos habían dejado su opinión, casi todas positivas, agradecí conocer la crítica, sobre la falta de entradas, pero había sido hace año y medio en el inicio del Museo, cuando nuestra organización la estábamos poniendo en marcha.

Continué comprobando algunas de las cuentas en redes sociales del MEH y habían crecido en estos últimos días con motivo de diferentes visitas que habíamos tenido. Jesús Calleja, en su cuenta de twitter, @desafiocalleja,  había recomendado su visita al Museo, y decenas de sus  seguidores habían retuiteado los 140 caracteres; el mismo día @Ristomejide había comenzado a seguir la cuenta @MiguelonMEH ,  cuenta con 720.000 seguidores en la red del pajarito, por lo que a buen seguro  servirá de impulso.

Mientras tanto en el Congreso  @motorbafer y @autobafer nos informan a través también de twitter dónde están algunos de los ponentes de iRedes, que han tenido que ir a recoger, como Marta Fernández, @mrtfernandez, la presentadora de Cuatro que se ha subido al coche oficial del evento al terminar su programa para poder llegar a tiempo a Burgos. Volverá otro fin de semana a conocer los yacimientos de Atapuerca. En estos dos días, además, @teloacerco ha tenido un detalle con los conferenciantes y se lo agradecen a través de las redes sociales.

Si alguno de los congresistas o cualquier ciudadano quiere ver las fotos del Congreso, no tiene más que acudir a Flickr para disfrutar de las imágenes de Victoriano Izquierdo, o también acudir a su cuenta de Instagram.

Saben, según la segunda versión del mapa de redes sociales que puden ver en www.iredes.es, 60 millones de personas siguen la red canadiense de fotos Flickr, 14 millones Instagram, 15 millones Foursquare, 13 millones la española Tuenti, 22 millones la red de blogs Tumblr, 800 millones Facebook, 500 millones Twitter, 135 millones Linkedin, una red que está creciendo exponencialmente en tiempos de crisis, utilizada por muchos responsables de personal de empresas para buscar candidatos, 15 millones tiene la sueca Spotify para escuchar la música que quieras. 490  millones buscan sus vídeos preferidos en Youtube, y en turismo en España hay que estar en Tripadvisor, una red con 45 millones de usuarios, o Minube, con 120.000. Las redes se multiplican a la vez que sus usuarios.

Hay muchas personas que ya en lugar del todopoderoso Google utilizan las redes como motor de búsquedas, como señaló el empresario digital Martin Varsavsky @martinvars en el inicio del Congreso. También él comentó en su intervención cómo usaba las redes, la pueden ver en Youtube .

Saben lo mejor de todo, que se puede hacer con un pequeño aparatejo que cabe en la palma de la mano, eso que llaman smarthpone.  @LeoHarlem fue el encargado de finalizar el Congreso iRedes con un monólogo sobre para qué sirven las redes sociales. También pueden echarle un vistazo en youtube,  y terminar este artículo con una sonrisa.

Columna publicada en Diario de Burgos el 26 de marzo de 2012


14
Feb 12

Con la radio a cuestas

Pareciera que con los dedos deslizándose sobre la pantalla del iphone o pegados a la teclas del twitter o los 100 minutos que según declaraba una de sus responsables dedicaban los chavales diariamente a tuenti no hubiera tiempo para que en nuestro Time Line particular la radio ocupara un espacio, y bien merecido, porque calidad no le falta a los programas españoles.
Es cierto que en función del trabajo que uno realiza las ondas te proponen diversas alternativas, y de los tertulianos por la mañana para aquellos que desean chutarse directamente en las venas a las horas madrugadoras, puedes pasar a la música solo en castellano con Cadena Dial.
Desde hace no muchos meses descubrí que la mejor manera de empezar el día con una sonrisa era escuchar Buenos días Javi Nieves de Cadena Cien, con Javi y Mar Amate (por cierto, personalmente encantadores), que ya está el mundo como está como para que encima algunos ginebrones (nombres con los que un amigo americano define a los tertulianos) te lo amarguen. Si tuviera un día dedicado exclusivamente a la radio les podría decir que tras @javinieves y @maramate , pasaría un rato por Herrera en la Onda  @herreraenlaonda, sobre todo entre las 10 y las 11 donde los lectores, sus fósforos, ofrecen increíbles historias reales (confrontar @rosanaguiza).  También podría alternar con Juan Ramón Lucas @juanralucas que presenta un magazine ejemplar en la radio pública.
Los programas locales con los que el oyente aterriza a media mañana en la mayoría de las emisoras merecen el máximo respeto por la profesionalidad y el buen hacer que consiguen pese a los pocos recursos que tienen. Es una pena que en todas las concesiones que se hayan hecho por parte de los poderes políticos se hayan incumplido los objetivos de una información más local y más cercana, cada vez las grandes compañías arrinconan este espacio y en algunas acaba desapareciendo. Bien es cierto, que hay otras que logran ir ganando resquicios a los programas nacionales, mi aplauso por ello, e incluso emisoras que han surgido al amparo de lo local y que esperamos se mantengan o crezcan.
La tarde es tiempo para el remanso. No oigo radio en estas horas, pero no me importaría hacerlo de la mano de Luis Herrero @encasadeherrero. Siempre me ha parecido un tipo templado y preparado.  A las ocho, eso sí, el inicio de La Brújula de @carlos_alsina merece una especial atención y casi devoción, así como su espacio de economía, incluso para dummies. Como siempre es bueno escuchar varias tendencias de vez en cuando se puede hacer zapping con @abarceloh25.  Para la noche, cualquier opción a esas horas puede resultar hasta interesante. Los fines de semana no se olviden de No es un día cualquiera con Pepa @NEUDC_RNE. Les seguiría haciendo una lista interminable, pero por si alguno quiere probar alguno de estos programas lo tiene fácil, cambie su dial.

(Publicado en DB el 13 de febrero, con motivo del #diamundialdelaradio)

por si no conocéis a Nina Simone


17
Ene 12

Fórum

Andy Stalman es un investigador argentino, profesor del IE, que ha profundizado mucho sobre las marcas; el mismo dice que con las más galácticas se podría armar un equipo de superestrellas, y así forma su alineación: En la portería: Google. En la defensa: Apple, Youtube, Wikipedia, Starbucks. En el medio centro; Nokia, Skype, Facebook. Y en la delantera; Tuenti, Myspace, Twitter.

Alguno podría imaginarse cómo fue el nacimiento de estos nombres, muy raros desde luego, en torno a un garaje en medio de una tormenta de ideas o en la mente de algún creativo, pero son marcas que han calado y quienes las conocen saben exactamente a qué se refieren aunque estén asociadas al piar de un pájaro, a la cara de un estudiante o a una manzana. Por ello no necesariamente aquello que se estudiaba sobre la marca y su identidad: pronunciabilidad (corto y fácil de pronunciar en varios idiomas) y recordabilidad, sea solo lo que le augura un triunfo a la  misma. En Burgos ya contamos con un Fórum asociado a Evoluciona y por supuesto al nombre de la capital. Es de esperar, sobre todo por la búsqueda de esa pronunciabilidad que en lugar de referirnos al Auditorio, acabemos señalando este espacio con su reciente nombre designado, pero para ello será imprescindible tiempo, y para los vecinos de Burgos un letrero que lo indique.

No todo es la marca, sin embargo, aunque hay muchos empeñados en encontrar una para la ciudad de Burgos en los próximos dos meses, para vender las excelencias del territorio y sus nuevas infraestructuras, que olviden ese ‘Burgos te dejará frío’ que ha pervivido en las creencias (hace un clima más gélido en Praga y nadie se cuestiona sus temperaturas, y en París, y es la ciudad que más turistas recibe) y atraigan por ser una capital que evoluciona y que ofrece no solo un fin de semana agradable y tranquilo, sino también una iniciativa emprendedora y empresarial –no es lo mismo lo primero que lo segundo, hay empresarios emprendedores, y otros mantenedores, aunque quien no crece muere- y un buen lugar para vivir, que de a esta tierra visos de crecimiento.

Porque el Fórum no perdurará solo para Congresos, sino que habrá que convertirla en una importante infraestructura cultural y aunque Burgos es una de las pocas provincias que no ha perdido población en Castilla y León es cierto que esos 375.000 habitantes sería óptimo que crecieran en los próximos años para asegurar la calidad en los eventos, que parece que quieren agrupar desde el Ayuntamiento burgalés tras la sustitución de la R de R-evolución en 4 ‘C’:  ‘C’ de Convivencia (2012), Creatividad (2013), Conocimiento (2014) y Ciudad Humana (2015), bajo cuyas siglas parece que puede ampararse cualquier acontecimiento.

Demos tiempo al tiempo, tenemos la jaula pero nos faltan los pájaros. El Forum puede estar llamado a ser un revulsivo y sin mirar hacia muy lejos Burgos y su entorno ofrecen más atractivos que otras sedes de Congresos de otras capitales cercanas. Pero de nuevo hay que venderlo, y aunque la Marca de Ciudad será importante, no lo serán menos las ideas que acompañen esa Marca. Tenemos una Catedral que ha atraído a 350.000 personas en 2011 y un Sistema Atapuerca (Museo, Yacimientos y Parque) que hará oficiales sus datos en los próximos días, pero que suman también decenas de miles, por citar dos lugares, que parece que tiran de viajeros, pero la lista que se puede sumar a los mismos es extensa y la aportación de todos necesaria.

Se podrá crear un órgano más que sume todo y genere todavía más ideas de las que cada uno de esos espacios pueda aportar, pero se puede acabar yendo a las ramas de la teoría y no bajar a lo concreto de lo práctico, de la señalización que no existe, de la atención en los establecimientos hosteleros, de la facilidad para las reservas, de una presencia en red de redes atractiva, de unos precios competitivos, de una oferta familiar que incluya sobre todo a los pequeños de la casa, de alternativas y estrenos…

Bienvenido el Fórum, aunque sus siglas sean impronunciables –FBE- y ojalá sea un nuevo impulso para una ciudad y provincia que lo necesita.

Artículo publicado en DB el 16 de enero de 2012


20
Dic 11

El segundo iRedes de Burgos

No dejan de ser datos, pero por su contundencia son significativos. La principal –al menos por el momento- red social del mundo, que es Facebook, aspira en un breve tiempo conseguir los mil millones de perfiles. Se dice pronto. Otras, como twitter, los quinientos millones, y el gigante de la red, Google +, dicen los expertos que fagocitará en unos años a ambas.

Lo cierto es que ha avanzado a tal velocidad la tecnología –el uso del smarthpone se ha generalizado, y quién no tiene en su familia a uno o varios con un iphone, una blackberry o un nokia con android- que los habitantes de este planeta nos hemos tenido que ir adaptando a la forma de conversar, ya sea en 140 caracteres, o marcando con te gusta aquellos enlaces que nos parecen relevantes, o sustituyendo el SMS por el whatsapp. Uno ya no sigue exclusivamente las noticias de los periódicos sino los comentarios de sus redactores o directores a través de Twitter, y no solo en prensa, sino en radio o televisión. Con crear una simple lista, y de un vistazo, puedes comprobar cuál ha sido el último tuit de los periodistas que te parecen más interesantes, relevantes o cercanos. Lo mismo te ocurre con los Museos de Ciencia del Mundo, los blogueros, o los futbolistas. Y poco a poco va sucediendo con amigos y familiares.

O también puedes constatar los vídeos que más han triunfado en la red a través de youtube, o las fotos más destacadas con flickr y ya nos quedaríamos cortos a la hora de hablar de contenidos musicales. Las redes –al menos en esta época- envuelven nuestras vidas, y sí, puedes vivir sin ellas, y no ocupar ni un minuto de tu tiempo en el ordenador o el teléfono, pero el ansia por conocer y la curiosidad de este género que se llama homo ha logrado que se extiendan de forma exponencial.

Por eso, aunque barra para casa, me parece relevante la apuesta que se está haciendo –aún en tiempo de crisis y la dificultad para encontrar patrocinios económicos- por mantener iRedes –el Congreso Iberoamericano de Redes Sociales- con sede en Burgos. En el primero ya nos planteamos las razones básicas para ello: Que Burgos es el origen del castellano, que en Burgos hay un empuje de la administración local y regional por las nuevas tecnologías, y que los que impulsamos iredes somos o vivimos en Burgos, y estamos orgullosos de ello. Que 40.000 personas vieran por streaming, en directo, el primer Congreso desde el Principal y que se quedaran con una imagen de esta capital moderna y de futuro nos puede llenar de orgullo, pero también solo es un dato. Lo importante es subirnos a un tren que está en marcha y que no necesita lanzamiento, de ahí que también nos gustaría que Burgos desarrollara proyectos tecnológicos –como puede ser el centro del Hospital de la Concepción o el Parque Tecnológico- que en este nuevo modelo productivo que se quiere crear parecen alternativas viables y eficaces.

(artículo publicado en DB el 19 de diciembre)


15
Oct 11

No sin mi Blackberry

Muchos de mi generación se acordaran del ZX Spectrum, lanzado por la compañía Sinclair,  o el Amstrad, que intentábamos manejar con el Word perfect donde casi todos nos convertíamos en pequeños programadores, o los primeros juegos de la consola Atari . Era el tiempo en que Steve Jobs todavía compartía garaje con su socio Steve Wozniak, y cuando acababa de vender su Volkswagen para financiar sus primeros inventos, entre ellos el  computador Apple I.

Luego escucharíamos hablar de IBM, de Dell, de HP y más tarde se escribirían miles y miles de páginas sobre Nokia –el primer teléfono móvil que usé fue durante unas elecciones europeas, hace más de veinte años que ocupaba casi como el pc de mi trabajo-, Motorola… hasta llegar a los i de ipod, iphone o ipad. Y mi blackberry. La primera, creo que soy uno de los pioneros, me la regaló un amigo de Telefónica de Madrid hace unos cinco años, pequeñita, con concha, cada tecla tenía dos letras, no una como la actual, era coqueta y me gustaba. El correo electrónico funcionaba de maravilla, y no hacía fotos, ni tenía whatsapp ni el Messenger, y el acceso a internet no era fácil. Han pasado dos modelos más, para sumarme a una sencilla Curve, donde puedo hacer fotos a mis sobrinos, enviar correos, manejar las redes sociales, utilizar el whatsapp e incluso descargarme alguna aplicación más, muy lejos del nivel que tienen todas las de Android o Apple, pero qué quieren que les diga, soy un sentimental… Hasta el lunes pasado donde todas las blackberrys del mundo decidieron tomarse un puente gracias al fallo de un interruptor de RIM, la empresa que las produce. Dejé de recibir correos, de comunicarme con el chat y pensé que la vida se acababa y que quizá hubiera quedado mal con alguna persona con otro sistema que me hubiera enviado un mensaje y no le hubiera contestado. No pude decir en Facebook qué plan tenía, ni anunciar en twitter el capítulo de la serie que estaba viendo, y lo peor de todo es que dejaban de oírse los múltiples sonidos que había decidido poner, no sin poco empeño, para los diversos mensajes.

Cuando estaba a punto de lanzar mi blackberry por un puente del Arlanzón, mis amigos de Apple, también comenzaron a tener problemas de actualizaciones y recordé mi viejo Motorola, o el Spectrum donde solo podíamos jugar al tenis con dos rayas a los lados y una bola que iba de un lugar a otro siempre a la misma velocidad.

Me gusta la tecnología, mientras permita a mis sobrinos acudir a casa de mi madre para jugar con la Wii que allí les instalé y el Mario Bross, y la abuela pueda contemplar absorta a sus nietos. Pero esos tres días sin mi BB sentí que algo estábamos perdiendo por estos malditos teléfonos móviles –smarthpones les llaman-, y que había que recuperar ese tiempo perdido.


12
Jun 11

Educación en las nuevas tecnologías

Son pocas las personas a las que les guste a la hora de  contestar a un interlocutor encontrarse con una persona que esconde su identidad; sin embargo, tanto en las páginas webs de algunos medios de comunicación como en ciertas redes sociales –Twitter más que Facebook-  nos hallamos con personas que se esconden en el anonimato para ejercer su crítica, en algunas ocasiones constructiva, y en otras absurda, y como en todo hay que separar el grano de la paja, pero sería más fácil admitir el ataque si quien lo hiciera aportara además de sus razones sus señas de identidad, y no un apodo o el nombre del protagonista de su serie preferida, aunque esta sea House, pero la ironía y acidez del doctor no se consigue con tanta facilidad.

Y ocurre en las redes, porque si bien en Facebook puedes aceptar a aquellos que quieren convertirse en tus ‘amigos’ en Twitter hay total libertad para convertirte en seguidor de Obama o de Hugo Chavez, y de enviarle los mensajes que estimes oportunos, aunque estos personajes no los lean, por lo que el trabajo de los troller se dirige más a los ciudadanos nacionales y locales que a los mundiales, donde ni Shakira ni Oprah Winfrey, por poner dos famosos con más de seis millones de seguidores en la red del pajarito, les dedicarían ni un segundo. Y los insultos, al menos califican al que los hacen, pero la suplantación de personalidad en algunos casos es lamentable.

Pero no es solo eso, sino que estamos perdiendo la educación en las redes. Ya no son las mínimas normas ortográficas que nos olvidamos en el SMS, sino las elementales formas, y el uso del móvil y de las Nuevas Tecnologías deberían exigir un mínimo de compostura, que todos perdemos, por ejemplo, cuando durante una reunión nos dedicamos a leer y contestar los mensajes del correo o del móvil en nuestro aparatejo cuando no pasa nada por esperar a que termine el encuentro para devolver los mismos. Es cuestión de prioridades, y de momento una persona presente tiene más que uno ausente.

Luego está la costumbre –más bien mala que buena- de tener encendido el teléfono durante las comidas, ya sea familiar o de negocios –vivimos para trabajar o trabajamos para vivir-. Si está esperando una llamada que para usted es urgente, lo mejor es que advierta a sus acompañantes, y que deje el móvil en modo silencioso. Cuando reciba una llamada urgente, que las hay, lo correcto –al menos hasta ahora- es salirse de la reunión para responderla, y si no puede, hable bajo o susurre, y no pretendamos alargar la conversación más allá de lo necesario.

Todos conocemos lo que ocurre en autobuses, trenes u otros medios de transporte, donde nos asomamos a la vida pública y privada de muchos viajeros gracias al tono y a su móvil. O en las redes sociales donde encontramos fotos de grupo de repente, sin comerlo ni beberlo. Siempre que cuelgue alguna, aunque le cueste, consulte a los que allí aparecen, o estaremos violentando su intimidad.

Las mínimas normas de educación no son de épocas pasadas, se mantienen en el tiempo, aunque algunas formas quizá haya que adaptarlas a los tiempos.


09
May 11

Políticos desenredados

Apenas suman sus respectivos partidos 200.000 seguidores en las principales redes sociales en España, individualmente incluso reciben más ‘followers’ que las siglas a las que pertenecen, pero la moda de algunos políticos de formar parte de las nuevas tecnologías no parece que atraerá votos nuevos, sino que simplemente sumará algunos de sus ya parroquianos. Pocos dudan de que hay que formar parte de este fenómeno (2.000 millones de personas en todo el mundo han creado su perfil en Facebook, twitter, linkedin, youtube…, aunque un porcentaje menor sea realmente el que le utiliza de forma diaria), pero todavía se aleja mucho de adquirir las ventajas que las redes tienen, y que no han sabido o querido explotar.
Hay, sin embargo, directores de periódicos en nuestro país que han conseguido una conversación directa con sus lectores, han generado debate, y entre las personas que les siguen hay muchos que comparten sus tuits -en el caso de twitter-, pero otros tantos que critican sus 140 caracteres que les caben en la pantalla, una utilidad de la que se alejan bastante los propios políticos. El pasado viernes, por ejemplo, mientras se celebraba la convención de candidatos populares en Burgos con la presencia de Rajoy, mientras unos, los tuiteros políticos afines, se ocupaban -lógicamente- de reiterar algún mensaje de los principales discursos, los otros, los de la oposición, simplemente los criticaban. El sábado, la convención socialista en Valladolid, sin embargo, se convirtió en tendencia (’trendingtopic’) durante un momento por la mañana en nuestro país, pero una vez más los que utilizaban la marca (’hastag’) eran exclusivamente los propios asistentes al encuentro. El ciudadano ‘común’, mientras tanto, se mantenía alejado del supuesto debate.
Obama marcó un hito, sin duda, y todavía cuenta con 20 millones de seguidores en todo el mundo en Facebook, pero su feedback ha cambiado con los internautas, quizá desde que no puede utilizar la blackberry para contestar de forma directa su impacto sea diferente, en una red donde Shakira parece imponerse con 27 millones de personas, y donde el presidente de Estados Unidos fue una auténtica estrella.
Cuando falta comunicación por parte de nuestros representantes en aquello que se denomina precisamente redes sociales, es largo todavía el camino para recorrer. Bien está que sea un sistema novedoso de anunciar proyectos, de vender eslóganes, o de azuzar al contrario, sin embargo, da la sensación, y ojalá me equivoque, que salvo contadas excepciones es muy poca la interlocución con los posibles votantes y eso que día a día se multiplica la presencia de los políticos especialmente en twitter, la red que está creciendo exponencialmente, pero donde según algunos estudios el cincuenta por ciento no son usuarios activos, y eso que para futbolistas y artistas parece convertirse su uso en un auténtico vicio.


12
Abr 11

No todos son #eurodiputadoscaraduras

Miles de personas, en su mayoría jóvenes, ocuparon la pasada semana su espacio en la red Twitter para lamentar la votación que se había producido en la Eurocámara por parte de algunos políticos españoles para mantener los privilegios de volar en primera clase en sus traslados a Bruselas o Estrasburgo. El hastag #eurodiputadoscaraduras triunfó en las redes sociales y los partidos políticos tuvieron que rectificar en voz baja sus aviesas intenciones, porque no deja de resultar sorprendente que cuando nos dirigimos hacia los cinco millones de desempleados, existan representantes públicos en el país europeo más castigado por el paro que se dejen la piel para evitar que su billete se encuentre en clase turista. Buena lección la del primer ministro Cameron que viajó a España en un vuelo de bajo coste y se albergó en un hotel de tres estrellas. Aquí, en nuestro país, el concepto de dinero público parece que, a pesar de la situación económica, debe ser más valorado.
Pero es cierto que no todos los eurodiputados son caraduras, aunque lamentablemente cuesta encontrar excepciones, y no es menos cierto que a la mayoría de nuestros políticos -como son los concejales de cada uno de nuestros pueblos- su puesto le produce más disgustos que beneficios. No hay más que ver en la mayoría de los casos de nuestros próceres los automóviles que utilizaban antes de comenzar sus respectivas legislaturas y los que usaban después de terminarlas. El que tenía un Audi lo seguía conservando, y el que conducía un 305 se mantenía con el mismo. No dan los sueldos de la mayoría de nuestros políticos para grandes alharacas, solo las excepciones de los europeos, de diputados y senadores, y de algunos alcaldes o presidentes de Comunidades. Y quizá por ello les lleguen las tentaciones de en el momento que puedan servirse de ciertos beneficios que les puedan ofrecer. Porque el poder tiene esa capacidad de ennoblecer y envilecer traspasando una delgada línea, y por eso la honestidad debe ser uno de los principales valores que se les debe exigir a cada uno de los que conforman las listas electorales.
En esta situación y frente a este ejemplo es muy difícil que se pueda abrir el debate sobre el salario de los representantes públicos. Si nos fijamos en Burgos y teniendo en cuenta que el Ayuntamiento es una de las mayores empresas y que lo que allí se decida y haga afecta a todos los ciudadanos, entiendo que la remuneración actual de su alcalde y de los concejales liberados (del equipo de gobierno y de la oposición), no es suficiente, que al menos deberían cobrar como el funcionario que más nómina tiene, pero las ‘trampas’ que a veces utilizan en los capítulos de las dietas o la falta de transparencia hacen que siempre se mantenga la sombra de la duda. Por mis amigos políticos pondría la mano en el fuego. Y estoy seguro que no ardería. Pero tengo pocos amigos políticos.