30
Sep 14

Funcionarios

Es un espectro bastante criticado, y a fuer que algunos se lo ganan a pulso, pero no la gran mayoría, y estoy pensando en profesores y maestros, médicos, fuerzas de seguridad del estado…. Quizá los más criticados son aquellos que permanente se encuentran en unas oficinas o detrás de un mostrador. Y envidiados porque el resto de ciudadanos saben, en principio, que su puesto de trabajo es seguro, al menos hasta el momento. Pero eso se hubiera resuelto para cualquiera de nosotros si nos hubiéramos presentado y sacado la misma oposición.

Bien es cierto que el no correr el mínimo riesgo hace que en algunos casos disminuya la capacidad de trabajo, la iniciativa o el interés, pero es cierto que escasean los incentivos y que las posibles carreras profesionales que puedan ejercer las cortan eso que se denomina asesores, nombrados a dedo, y en la mayoría de las ocasiones por afinidad política o familiar, más que por méritos profesionales. Hay ejemplos de municipios donde sus gobernantes han contado con los propios funcionarios de carrera, más que contrataciones externas muy bien pagadas, para poner al frente de algunas áreas; pero son más bien los pocos los que pareciera que se hubieran arriesgado.

Pues a este incontable número de funcionarios, el Gobierno, ese que pide que consumamos para recuperar nuestra economía, les va a congelar el salario por quinta vez consecutiva, cinco años llevan ya así, sigue sin haber tasa de reposición, y está pendiente todavía de abonar un paga de navidad aplazada por la crisis.

No es que tengamos que solidarizarnos todos de repente con los empleados públicos de este país, pero sí son gente que también está pagando esta crisis, si bien no con la pérdida de empleo, sí con su capacidad económica. Y en relación con la tasa de reposición, si bien podemos estar de acuerdo en que algunas administraciones están hinchadas y que habría que remodelar la organización de las mismas, y en algunos casos suprimirlas, a lo que se atreven muy pocos; hay otros servicios que pueden tener relación con la sanidad, la justicia o la seguridad que deberían contar con oposiciones periódicas, e incluso si vamos más allá con la educación, si es que de verdad queremos una enseñanza que nos coloque entre los primeros lugares de Europa.

Funcionarios denostados, vilipendiados y criticados. Aunque insisto, el vilipendio es mucho mayor si lo que te estás jugando cada día es un puesto de trabajo. Pero merecen esos servidores de lo público, que a veces olvidan el verdadero valor de su trabajo, ser reconocidos y compensados con justicia y dignidad.


29
Sep 14

No es país para madres

No creo que para el Partido Popular su fuga de votos vaya por la reforma de la ley del aborto. Se salvará si hay transparencia, si elimina la corrupción y sobre todo si el número de parados comienza realmente a disminuir de forma evidente. Mientras sigamos contando con más de un millón de familias donde todos sus miembros están desempleados no lo llevarán demasiado bien, ni tampoco si cada semana nos encontramos con políticos que han utilizado su puesto para enriquecerse, sean del color que sean, porque las miradas se dirigirán permanentemente al PP o al PSOE. Ni las décadas de enriquecimiento del clan Pujol han mermado las veleidades independentistas en Cataluña, lo que han conseguido, eso sí, es cambiar el partido a quién votar. Los ciudadanos, los votantes, utilizan ya criterios propios para depositar el voto, y probablemente más consecuentes que lo que escriban los partidos en sus programas; no parece que hayan sido los comicios europeos solo un voto de castigo.

Por eso, insisto, en que la ley del aborto no es lo importante. Sí lo es, cómo han tratado la maternidad los sucesivos gobiernos en España. No es un país para madres precisamente. Aquellas mujeres que quieran serlo tienen que sortear muchas dificultades. Es de heroínas en la actualidad que una chica opte por tener hijos, con las pocas ayudas que percibe, o las dificultades con las que se tiene que encontrar. Nuestro país oferta apenas 16 semanas de baja. Suecia supera el año con amplitud, cifra donde también llegan en Noruega, Dinamarca y… Bulgaria. En Gran Bretaña por ejemplo son 9 meses, y en Francia como en España. Además es la ley natural, no puedes ‘abandonar’ a tu niño a los cuatro meses para volver a la oficina, el mostrador, la cadena de montaje o el despacho, pero la presión laboral hace que no te quede más remedio, por miedo a perder tu puesto de trabajo, y más si eres autónoma. Solo se lo pueden permitir aquellas familias que gozan de un buen status económico. ¡Un año! qué menos para que una madre atienda sin dificultades a su hijo recién nacido.

Desde otro punto de vista, el de las ayudas económicas, tenemos que mirar de nuevo hacia el centro y norte de Europa para comprobar que las aportaciones mensuales públicas por nacimiento contemplan de media los 160 euros hasta que el hijo cumple los 18 años o acaba sus estudios. España sí tiene cosas positivas, como el hecho de que se mantenga el salario al 100 por cien durante la baja, que en algunos países se reduce al 80.

2015 es año electoral, sí que nos gustaría que nos dejarán el regusto de algunas políticas directas que se implican en mejorar la vida de los ciudadanos. Que mantener o mejorar la Sanidad, la Educación, los Servicios Sociales es lo correcto, pero viene en el sueldo de nuestros próceres. Por una vez, estaría bien despertarse y sorprenderse positivamente.


18
Sep 14

Conducir por la ciudad

Hoy comienza la Semana de Movilidad, y ya, está mañana, he estado a punto de atropellar a 3 peatones, en la Avenida de Castilla y León, que casi sin mirar atravesaban por zonas exentas de pasos de cebra.  En algunas rotondas, he visto también en el trayecto de mi casa al trabajo demasiados atrevimientos que podían haber costado más de una rozadura en el chasis.

Y eso sin hablar de las bicicletas, y si sus conductores, si deben cruzar a pie, o sobre sus monturas, esos pasos. Los hay prudentes, y los hay que se consideran los reyes del mambo. Y eso de día. De noche, el Ayuntamiento parecía que había iniciado el buen camino con la iluminación de algunos peligrosos  pasos de cebra. Ahora, en cambio, se para presume de ahorro  lumínico mientras cualquier día se podría producir más de un disgusto.

Menos mal que dos avezados profesores de autoescuela darán, esta semana, clases prácticas de cómo circular por las rotondas. Deberían sumar, a estas enseñanzas, el del uso de los intermitentes, que para algunos no dejan de ser elementos decorativos de un automóvil; tendrían que venderlos como artículos de lujo, como así los estiman la mayoría.

Es cierto que la reducción de fallecidos por accidentes de tráfico en las carreteras  se ha reducido increíblemente. No sé si en las ciudades también ha sido así. Un lugar donde te encuentras que en los pasos de cebra hay unos metros antes vehículos aparcados en doble fila , algunos de ellos furgonetas, que impiden la visibilidad, no es un lugar para peatones. Y si eso se produce en los colegios provocado por los propios padres es una aberración.

No aprendemos, y todavía los pasos de peatones continúan siendo peligrosos, los radares necesarios y el cinturón una salvación. Bienvenida sea esta semana, aunque sea solo para recordarlo.


16
Sep 14

Nuevo curso político

El curso 2014-2015 viene también con examen final para los políticos locales y autonómicos, así que durante estos nueves meses estaremos en Burgos oyendo hablar mucho de inversiones por un lado, y probablemente de ilegalidades, despilfarro y errores por otro. Es lo que toca en cada contienda. El ayuntamiento capitalino se ha reservado obras que, casualmente, todas estarán finalizados en seis meses. Pero lo que han hecho aquí Lacalle y su equipo pasa en cualqier otra capital de provincias del resto de España, sea quien sea el partido que gobierne.

Ocurre, sin embargo, que estos comicios llegan con el efecto de unas elecciones europeas que en ese momento puntual acabaron con el bipartidismo, hay que esperar sus consecuencias. Es cierto que las municipales no son lo mismo y que el voto se pondera mucho más; y que el peso del candidato a la Alcaldía es bastante decisivo a la hora de escoger una papeleta; y que la ausencia de listas abiertas impiden la eliminación de algunos ediles que quizá no merecieran la repetición de su acta. Pero las nuevas ‘marcas’ se han pegado al cogote de los tradicionales partidos, hasta tal punto que puede producirse la fagocitación de IU si acaba unida con Podemos en una candidatura conjunta.

El PP, en Burgos, sabe que tiene un electorado más o menos fijo, pero cada vez más crítico. Lo vivió en sus carnes en las elecciones que vencía con minoría y que llevaron a Olivares a alcalde, con pactos inverosímiles. Conoce también que sino consigue mayoría suficiente podría perder el gobierno municipal, con una posible abstención de UPyD, y probablemente la suma de votos de todos los partidos de izquierda, aunque el PSOE no esté en sus mejores tiempos, y solo un/una candidata con un tirón suficiente podría subir los actuales 8 ediles con los que cuenta. No son precisamente los nombres de los que se habla aquellos que podrían lograr la resurrección. Pero ahí tienen sus primarias para decidir, las mismas que pueden encumbrar o no a Luis Tudanca a la secretaria autonómica. Precisamente en esta misma sección hablábamos de la tercera vía hace unos meses, que actualmente ya está en liza.

UpyD también presume de primarias. ¿Pero se presentaría Roberto Alonso a unas primarias de este partido en Burgos? Y sino se presenta Alonso, ¿serían capaces de alcanzar los mismos resultados que hace tres años? Ciudadanos, por su parte, no tiene candidatos, ni presencia, pese al empeño de Antonio Valverde. Como sorpresa podría surgir la candidatura de Ortega Lara por Vox, pero este partido se encuentra prácticamente en desaparición, aunque muchos auguran que la presencia del ex funcionario de prisiones en una lista podría llevarle también a la plaza mayor con el voto de los desencantados de derechas y del afecto de muchos burgaleses.

Para el PP burgalés es el momento de cuidar su lista mucho más que en otras ocasiones, para el PSOE hay que sumar que no tienen todavía un candidato, y eso pesa y mucho. IU y Podemos son más de marca que de nombres y UpyD no acaba de despegar y ya han sumado tiempo. Así que tarea para comenzar el nuevo curso tienen todos.