Tramitaciones electrónicas

Siempre he sido un manazas con los ordenadores. Si el documento del Word me aparece con un interlineado x así estará toda su vida. Soy incapaz de adecuarlo al texto que tengo que escribir, lo mismo me ocurre con todo el mundo de las pantallitas. Así que imagínense lo que se me pasó por la cabeza cuando vi que unos papeles que tenía que presentar en una administración lo debería hacer mediante tramitación electrónica. Por mucho que me dijeron que era muy sencillo, no me lo creí en ningún momento. Entiendo que los autónomos controlan, y les admiro por ello, y por lo que hacen cada vez que tienen que presentar sus cuentas, sus injustas cuentas diría.

Inicialmente tenía que solicitar a través de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre un certificado de persona física, aparentemente fácil, y así fue. Me contestaron pronto al correo electrónico y me fui a uno de los centros de la administración del Estado para que me reconocieran y confirmaran que ese número era yo. Y así comenzaron mis cuitas, al convertirme en número y sin recordar algo fundamental que es que las descargas que tuviera que hacer lo tenía que cumplimentar con el mismo ordenador, navegador y usuario con la que se hizo la solicitud. Tengo acceso a varios, así que fracasé en el primero y el segundo intento. Decidí llevar los papeles al registro de la administración. Me los admitieron. Respiré. Pero a los pocos días me volvían a enviar un correo recordando que ‘la solicitud debe presentarse DE FORMA ELECTRÓNICA (estas tres palabras en mayúsculas) cumplimentando el modelo normalizado anexo 1, que se encuentra a disposición de los interesados en la sede electrónica de la administración…. ‘  Creía que siempre nos quedaría el papel y el bolígrafo, pero esto no ocurre algunas veces.

Total, que comencé la batalla contra la ignorancia de nuevo, solicitando un nuevo certificado de persona física, que obtuve tras borrarse automáticamente el anterior, y acudí a Rodrigo, un colega de trabajo, experto en papeleos burocráticos y ordenadores.

Lo primero que hizo fue acudir a un vídeo en el que se afirmaba ‘te enseñamos cómo solicitar tu certificado digital de persona física de la FNMT en cuatro sencillos pasos’. El vídeo, oficial, tiene casi un millón doscientas mil visualizaciones y creo que más bien es por el número de veces que cada usuario vuelve a verlo para enterarse de cómo bajarse la firma digital, adecuar el ordenador, el Windows y el Explorer –esto era nuevo, si no hay Explorer, no hay certificado-, llegar al anexo 1, completarlo, lograr firmarlo y enviarlo.

Lo consiguió Rodrigo, pero si tengo que volver a hacerlo asumiría de nuevo mi incapacidad para tramitarlo de nuevo. Probablemente la administración consigue uno de los motivos por los que obliga al asunto electrónico, que es evitarte paseos y viajes, pero el tiempo que dedicas a convertirte en un versado usuario de programas es mucho y mayormente perdido. He impreso más folios que si lo hubiera tenido que presentar en el registro. Sin embargo, no he perdido la fe. Voy a por el DNI electrónico. Aunque me han dicho que tengo que comprar un aparatito para el teclado del pc. Empezamos mal.

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags: , ,

Comments are closed.