11
Abr 17

Las miradas de Jesús

Probablemente aquellos lectores que viven la Semana Santa con intensidad se han fijado en las miradas de Jesús de estos tres días, desde la Oración en el Huerto hasta la Muerte en la Cruz, muchas reflejadas en los pasos de las cofradías. No se queda en una historia religiosa, sino de amor y desamor, de alegrías y tristezas, de pena. Contempla a Judas, el traidor, a Pedro, el elegido, a Herodes, el jerarca, a María, su madre, a la Magdalena, a los soldados que le escupen mientras le coronan de espinas, a Simón, que vence el qué dirán para ayudarle tras su caída con la Cruz, al buen ladrón, que le perdona, a Juan, junto a María… Son miradas intensas, que salen del corazón, que se representan en la mayoría de la imaginería de los pasos que procesionan en esta Semana.
Como en la procesión de El Encuentro en Burgos en Jueves Santo, donde Jesús camina con la Cruz camino del Calvario y ve a su madre. Refleja muy bien Mel Gibson en su película La Pasión de Cristo todo lo que supone esa contemplación entre una madre y su hijo. Lo entenderán muy bien aquellas que lo son. Cuánto cuesta despedir a una persona a la que tu has engendrado, cuidado y amado durante toda la vida. Y más sabiendo que su muerte será clavado en la Cruz. Imagino a aquellos que sostienen las andas en la plaza de San Fernando desde San Cosme y San Gil rememoran con singular recogimiento esa escena.
Descubrir, también, cómo miraría a Judas, quien le entrega, por unas monedas, a los soldados. Le conmina a que acelere la delación. Pero sufre en la Última Cena cuando le abandona en busca de los romanos. Había sido el que llevaba las cuentas de la vida diaria de los elegidos. O en el Huerto de los Olivos, mientras suda sangre, sabiendo los tres días de Calvario que le esperaban, cómo observa a los apóstoles que le acompañan. Como Pedro, Santiago y Juan se quedan dormidos en Getsemaní durante la espera. Ellos casi no pueden abrir los ojos de tanto cansancio. Y el aguanta.
El mismo Pedro que después le negaría tres veces y que recibiría una mirada probablemente cautivadora, y el más grande entre los discípulos lloró cuando cantó el gallo. O la mirada que Herodes recibiría que le hace lavarse las manos, ya que no encuentra en El causa de muerte. Y se arrepiente. O el Cirineo que le ayuda a levantarse desde el suelo con la Cruz caída, el único que vence los respetos humanos, huidos todos los apostóles.
O la mirada al buen ladrón, también recogido en muchos pasos de Semana Santa. Dimás parece que atracaba a los ricos para recompensar a los pobres. Cómo miraría al Señor para que este le prometiera acompañarle al Paraíso.
Pero quizá la mirada más intensa fuera la que cuando a punto de expirar relata el evangelista que Jesús mira a su madre y mira a Juan. Y le dice al joven apóstol que ahí tiene a su madre, y a María que ahí tiene a su hijo. Fueron sus últimas palabras, sus últimas miradas de tres días que los cristianos rememoran de muy diversas maneras a lo largo de esta Semana Santa.


04
Abr 17

Azules y rojos

Disculpen que les cuente brevemente una historia familiar, mejor dos. Una, la del hermano de mi abuela, Epifanio Sierra, un joven nacido en un pueblo del norte de la provincia de Palencia: San Martín de los Herreros. Que quiso ser Pasionista y que el 21 de julio de 1936 vivía en el convento de Daimiel. De ahí le sacaron junto a 25 compañeros suyos, todos muy jóvenes -Epi tenía 20- y les ‘pasearon’ durante bastantes horas hasta que les subieron a un tren, les volvieron a bajar y en unas horas les fusilaron a todos.
La otra historia es la de Deme, el abuelo de uno de mis mejores amigos. Durante la contienda civil mantuvo su pequeña vaquería en el norte de Asturias, que dio de comer a soldados de uno y otro signo, pese a ello nadie salió en su defensa y el abuelo de mi amigo Gonzalo también acabó en una cuneta por alimentar a los vencidos y salvar vidas ayudando a algunos a huir.
Epifanio y Deme solo hicieron el bien. Eran hombres buenos. Como cientos que acabaron como ellos y que merecen una memoria digna. Tanto Gonzalo como yo nos enteramos de la vida de nuestros antepasados ya con más de 30 años. Supongo que nuestros padres quisieron que olvidáramos una etapa de la historia de España que nos enfrentó y que todavía no ha sido superada. Yo me enteré de la corta vida de mi tío abuelo porque le beatificaron junto con varias decenas de mártires de la Guerra en Roma. Gonzalo por el homenaje que le hicieron a su abuelo los viejos republicanos. No pude ir a la beatificación -fueron mi madre y mi hermana- pero sí al homenaje. Estoy seguro que si Epi y Deme se hubieran conocido se habrían hecho buenos amigos. No había odio en su vida que les apartara del otro y su fin era ayudar a los demás.
Sin embargo, han pasado casi 80 años del final de ese maldito enfrentamiento y algunos siguen insistiendo en azules y rojos, en nacionales y republicanos, cuando ya estamos llegando al final de las ideologías, al menos como las conocemos hasta ahora.
Aunque España siempre ha sido tierra de bandos. Unos a un lado y otros al contrario: moros, comuneros, afrancesados, carlistas, monárquicos y republicanos, nacionalistas… Por poner unos ejemplos. Lo llevamos en los genes. Quizá tantos intentos de conquista nos hizo elegir a lo largo de nuestra historia. Pero me cansa.
Confieso que soy creyente, y respeto mucho a los que no lo son y me respetan a mi como yo lo hago con sus ideas y sus personas ,por eso es fácil imaginarme a Epifanio y a Deme en el cielo junto a un porrón como dos buenos amigos junto a mis abuelos y el resto de abuelos de Gonzalo.


14
Mar 17

La sucesión

Pues ha estado tantos años Herrera al frente del Partido Popular en Castilla y León y de la Junta -tantos como el no hubiera querido- que para muchos ha supuesto un shock su decisión de dejar ya uno de los dos puestos. Y a mí me hizo equivocarme. Así que les pido disculpas por lo que les pude llegar a confundir en esta Página Par hace dos semanas, donde indicaba que continuaría en los dos cargos hasta 2019, aunque visto desde otra perspectiva bien pudiera parecer que lo que el político burgalés ha hecho es decirle al presidente nacional de su partido que ahí te quedas. Pero eso es ir más allá de la mente inescrutable de Juan Vicente Herrera, y no es bueno hacer muchos ejercicios en este sentido.
Sí es cierto que también pensaba que a Herrera le sucedería una mujer. Todavía restan más de dos años para las autonómicas, y ya nadie descarta nada, pero todo este proceso parece enfilado, y lo que nadie quiere es perder la unidad con la que supuestamente cuentan los de la formación de centro derecha.
Dos son los candidatos -en esto acerté, publiqué casi veinte nombres posibles, y estos estaban en la lista aunque no apostara mucho por ellos en ese momento-, los dos tienen años de gobierno en el equipo de Herrera, los dos también son altos cargos en el partido regional, y los dos ejercen ahora de alcaldes, por donde deberían pasar muchos que aspiran a hacer política nacional. Además son procuradores con lo que mantienen vivo su conocimiento regional.
Ahora, en unos días, tienen que ganarse la voluntad de los militantes que tienen al día su pago y que se han inscrito para votar el viernes. Lo que parece que pueda ocurrir es que en esta primera votación no salga proclamado ninguno, y sean los compromisarios los que elijan en votación en el Congreso del 1 de abril, pero cualquiera sabe. Ha recorrido más kilómetros y se ha hecho más fotos Silván por su cargo en Fomento. Pero Mañueco es el secretario territorial y los aparatos provinciales también le conocen bien. También ha viajado más a Madrid. Todo podría pasar.
Herrera era partidario de primarias y aquí las tiene. Leo que ha intentado que solo haya una candidatura. Es probable. También lo es que si uno gana con holgura aunque no con suficiencia para eliminar una segunda votación, el segundo aspirante se retire, para intentar conseguir de mejor manera la integración. Dicen que uno, Silván, es el candidato del actual presidente, y otro, Mañueco, el de Génova. Probablemente. Pero salvo el ‘bocazas’ del presidente del PP de Segovia, los demás cargos se han mostrado cautos en mostrar apoyos. Porque por vez primera en este partido, en esta convocatoria, son los militantes los que deciden, y no siempre opinan lo mismo que aquellos que ostentan cargos. Aunque desgraciadamente no serán mayoría aquellos que pueden votar por no tener al día su cuota con el partido, al menos han comenzado a abrir el PP.


08
Mar 17

La posición estratégica, ¡coño!

Andamos metidos en discusiones vagas sobre la conveniencia o no del ‘Devora’ en la capital burgalesa. Mientras no nos diferenciemos con algo radical, difícil será competir con la gastronomía de nuestros alrededores, y en general de España. Hay mucho nivel en casi todas partes. Tengo para mí, y quisiera equivocarme, que la mayoría del movimiento que generó el Devora en anteriores convocatorias sirvió para que los burgaleses salieran a comer fuera de casa y quizá a invitar a algún amigo o pariente de lugares cercanos.
Desde hace un montón de años, a cada persona que venía a Burgos -a mí también me ocurrió- se le insistía en que lo importante de esta provincia era su posición estratégica. Un tema que, sin embargo, han hecho valer solamente unos pocos, y no precisamente políticos que son los que nos han olvidado en las infraestructuras: se les debió acabar el presupuesto público al finalizar la A1 entre Burgos y Madrid.
Así, poco a poco, vamos perdiendo nuestra capacidad logística, pese al empeño, por ejemplo, de la Cámara de Comercio con la defensa del corredor atlántico tanto para viajeros como para mercancías, tan importante y necesario en nuestra conexión con Europa.
Es inconcebible el parón que la alta velocidad está generando en Burgos, mes tras mes sigue si haber fecha de llegada del tan soñado AVE y menos del proyecto entre Burgos y Vitoria. También se han olvidado del tren directo entre Burgos y Madrid, pasando por Aranda de Duero, que ni para personas, ni para mercancías tiene futuro según algunas administraciones; cuando precisamente conocemos la importancia que el ferrocarril cuenta para el tranporte en todos los países, y lo bien que vendría para la logística burgalesa recuperar esa vía, una vez perdida por la alta velocidad la línea más corta entre la capital y nuestra tierra.
Pero el paso de tortuga es también firme en la conexión con La Rioja y con Cantabria. Y la N1 sigue con parches mientras en la AP1 se circula con aparente tranquilidad, siempre pagando. En este mundo, donde las grandes industrias lo que piden es logística y que su producto se dirija raudo y veloz hacia los puntos de distribución y venta, estamos perdiendo ritmo y competitividad con la repercusión que puede tener para nuestra política industrial.
Burgos no atraerá todos los turistas que nos gustaría en verano, y mayoritariamente serán de paso por mucho que algunos se empeñen en intentar lo contrario. Hace frío. Más que conseguir que la gente que venga duerma más, tendríamos que intentar que vengan más y subir así las cifras de ingresos y de visitantes.
Por eso, nuestra capacidad industrial, la que nos llevó a autocomplacernos como capital industria de Castilla y León sigue siendo básica y fundamental para el futuro de nuestra provincia. Que lo importante es la posición estratégica ¡coño!

Columna publicada en Diario de Burgos el 6 de marzo


28
Feb 17

El sustituto o sustituta de Juan Vicente Herrera

Llegar al insondable cerebro del presidente de Herrera solo es objetivo de unos pocos, y creo que no precisamente humanos. Así que deduzco que todo lo que se ha escrito, se escriba y se escribirá sobre el sustituto o la sustituta de Herrera formará parte de la política ficción y podría causar tanta sorpresa como su propio nombramiento. Aunque probablemente hayan salido tantos nombres en el papel o en las ondas que alguno podría ser.
De momento, recordar que cuando Lucas le designó, él no era el candidato. Dos personas eran las presidenciables: Tomás Villanueva y José Manuel Fernández Santiago (no confundir con José Antonio de Santiago Juárez, que también podría ocupar un espacio en la mente del actual presidente). Ahora ha ocurrido lo mismo con un triunvirato: Antonio Silván, Alfonso Fernández Mañueco -del que dicen que es cercano a Maillo, pero no me lo acabo de creer- y Carlos Fernández Carriedo. Casualmente con los tres coincidí durante los seis meses largos que estuve en Comunicación de la Junta. Silván era el portavoz, Mañueco el consejero de presidencia y Carriedo andaba en el gabinete de presidencia. Buenas gentes y buenos políticos, que seguro que también tienen un espacio en la mente presidencial, pero no les veo de vuelta a un lugar que ya conocen sobre todo porque se han manoseado mucho sus nombres.
Creo que a Herrera le sigue gustando que una mujer sea presidenta de todos los castellanos y leoneses. Primero fue Rosa Valdeón, cuyo ejercicio de dimisión fue ejemplarizante, sabiendo que el enemigo estaba dentro, y que parece que le descarta como sucesora. Ya designó una mujer en las Cortes con García Cirac ,ahora consejera, primero y actualmente con Silvia Clemente. Y lo sigue haciendo al elegir como portavoz del Gobierno a Milagros Marcos y manteniendo a Alicía García en puestos claves no solo del ejecutivo sino en el propio partido. Cinco mujeres que podrían dar que hablar.
Y en Madrid se puede pescar también. Isabel García Tejerina está asumiendo un papel importante en una región agrícola y ganadera. Pablo Casado, en alza permanente, y cito, pero esta vez por citar, a Soraya Sáenz de Santamaría. Para el PP serían tres grandes presidenciables, cuando todavía faltan dos años.
La política ficción, o no tan ficción, nos podría dirigir también hacia otros nombres: Ángel Ibáñez, un burgalés en el que el presidente confía; Sanz Vitorio, el portavoz en las Cortes, el lugar precisamente de donde surgió para la Junta Juan Vicente.
Pero para cualquier nombre, el PP tiene que ganar las elecciones, y no lo tienen fácil. De ahí el discurso del viernes del presidente popular. Horizonte 2019 y sin desviarse.
A los burgaleses, la marcha del actual presidente de la Junta, les hace un flaco favor, ha sido el impulsor del complejo de la evolución humana, del nuevo hospital (cuando lo que se iba a hacer era un apaño) o del conservatorio profesional de música y danza, por poner tres grandes ejemplos. Es difícil ser profeta en tu tierra, y tenemos flaca memoria, pero lo único que recuerdo de los gobiernos regionales de Aznar, Lucas y Posada es la autovía de Burgos a León, y porque me lleva a mi tierra.
Espero todavía que después de haber escrito unos cuantos nombres supuestamente candidatables, Herrera me sorprenda, sino no sería Herrera.

Publicado en Diario de Burgos el 27 de febrero de 2017


21
Feb 17

El ‘león’ de Aranda

Hace 17 años se puso en los tacos en la pista olímpica de Sydney. Participaba en la final de 1.500 metros lisos. Millones de personas en todo el mundo contemplaban las finales de atletismo, siempre las más atractivas. En el tartán, un arandino, Juan Carlos Higuero, debutaba en unos Juegos Olímpicos, y estaba en la final. Era el primer burgalés que alcanzaba tal tino. Así que a mí me dio un ataque en plena redacción de Diario de Burgos y grité: Si Higuero saca medalla hacemos un suplemento especial. Ana, la permanente jefe de deportes, me miró y no dijo nada. Es una gran profesional y no me cabía duda que respondería. Imagino que miraría el reloj también porque el cambio horario hacía que ya en España fuera de noche. Juan Carlos Higuero quedó octavo. Diploma olímpico. Y sentaba las bases de lo que podía a ocurrir.
2008. Pekin. En el precioso anillo chino no cabía ni un alfiler, de nuevo el atletismo atrae masas. Una carrera con nombres de ensueño. Y ocho años después allí estaba de nuevo Juan Carlos Higuero, el león de Aranda. Un tipo serio. Los comentaristas siempre decían que tenía buen final y que había que confiar en la última vuelta. No siempre ese final le valió internacionalmente, donde la competencia en la media distancia iba aumentando año tras año. El poder inglés y hasta español había dejado paso a África, de norte a sur. Higuero salió bien, pero guardando la distancia y fuerzas. De nuevo, la última vuelta, de nuevo el empujón, de nuevo el sueño. Un sueño que se quedó a 28 centésimas de la medalla olímpica. Pero que marcó la mejor carrera de su historia, de un tipo que cuenta y no para sus campeonatos de España, y que alcanzó el oro a nivel europeo.
No era el mismo de Sydney. Su pelo había recuperado su color normal. Estaba fibroso. Pesaba varios kilos menos. Se había entrenado duramente y había dejado de hacer declaraciones demasiado optimistas.
Higuero, tras varios años sumando lesiones, ha decidido abandonar la practica del atletismo. El león de Aranda, sin embargo, seguirá ligado con él, no solo como comentarista, también organizando eventos, como la carrera de las Edades del Hombre que suma con éxitos sus celebraciones. La próxima, Cuéllar. Y ha dejado un montón de amigos en el atletismo español. Compañeros que fueron rivales en la pista, y que ahora le siguen en sus montajes. Es un gran embajador de la provincia de Burgos, de su capital, de la Catedral, de Atapuerca … y por supuesto de Aranda y su Ribera. Confíamos mucho en que Celia Antón pueda continuar su racha.
En un momento, recordaba su entrenador, se dió cuenta de que no tenía firmado ningún contrato con el miedo e Higuero comenzó a correr… Gracias Juan Carlos por estos años de zapatillas de clavos, de victorias y derrotas, de tu genio y tu amistad. ¡Gracias León!


14
Feb 17

Esperando a Susana

Andan los militantes socialistas dudando de a quién votar a las primarias mientras no estén todos los palos de la baraja cerrados. En Burgos, pronto tendremos en campaña al ex lehendakari, y ex presidente del Congreso por unas semanas, Patxi López. López es un habitual en esta tierra donde ha sembrado amistades. Habrá que ver en un enfrentamiento electoral si esas buenas relaciones se trasladan en votos.
El segundo en discordia, Pedro Sánchez, estará en Valladolid el próximo sábado, así que parece que tendremos que descartar en este proceso su presencia en Burgos. Sánchez conoce además que aquí los socialistas prefirieron a Madina y aunque luego de la mano de Tudanca se adhirieron a su causa, parece que ahora están mirando los dirigentes provinciales hacia otras opciones. Tudanca precisamente fue uno de los muñidores de la candidatura de López, antes que Sánchez anunciara la suya. Ahora como secretario regional ha decidido no pronunciarse.
Así que les queda conocer a los seguidores socialistas si habrá un tercero en discordia cara a las primarias y al Congreso Regional. Dicen que sí, y que la andaluza Susana Díaz saltará al ruedo, y que es la principal candidata para llevarse la secretaría general, que habitualmente lleva acoplada la candidatura a la presidencia del Gobierno, y más con las malas experiencias de bicefalia que los del puño y la rosa han tenido. En el otro lado, en su ruta, en el coche de Sánchez, aunque no conlleva encuentros multitudinarios, sí está logrando apoyos de numerosos afiliados y a poco que se movilice podría hacerle una mala faena a quien todos piensan que puede ser la elegida.
Lo cierto es que la Comisión Gestora está llevando el proceso de transición con parsimonía, pero también con lealtad al partido, con colaboración con todas las partes, y facilitando la gobernabilidad del país, algo que les puede pasar factura o no, pero que beneficia a los ciudadanos.
Lo que le va a faltar a la Comisión es la pacificación del partido que voló por los aires tras la dimisión de Sánchez con los peores resultados de la historia reciente, así que el congreso de junio se presenta apasionante. Soy partidario de las primarias, pero con tres candidatos, tan diferentes, será muy difícil curar las heridas. Además, la tercera vía que podía significar Patxi López no parece que arrastre los suficientes militantes.
Disculpen que haya opinado sobre lo que pueden estar pensando los afiliados del PSOE ante estas próximas primarias, sobre todo porque no voy a votar en su proceso, y el Congreso que se les avecina, uno de los más importantes de los últimos años, dados los recientes resultados electorales. Cada militante es único y después de varias semanas escuchando las propuestas de los posibles candidatos puede que cambien el voto que en un inicio pensaron, y se de un resultado aparentemente imposible. Que lo que consigan, sea lo mejor para España.


31
Ene 17

Garoña, más vueltas

Pues parece que por fin el Consejo de Seguridad Nuclear ha decidido reunirse tras recibir el informe de sus técnicos sobre la central nuclear de Santa María de Garoña, que lleva ya más de cuatro años parada, y sin aparente interés por parte de los propietarios de la misma -las compañías eléctricas Iberdrola y Endesa- de volver a ponerla en marcha. No quiero ser un mal pensado, e imaginar que es porque el kilowatio nuclear es el más barato del mercado y prefieren explotar otras formas de energía, porque puede ser el más barato, y el más rentable. Simplemente recordar lo que decían desde Nuclenor de que los nuevos impuestos no les beneficiaban para seguir con Garoña en marcha.

Desconozco también, como afirman desde el PSOE, si el tema de Garoña tapa una negociación futura sobre la ampliación de la vida útil para el resto de las nucleares, que pertenecen a los mismos dueños en nuestro país y que Garoña sea la sacrificada. En cualquier caso, la vida de la central no solo cuenta con el problema de la ampliación de su permiso, también en donde almacenar el combustible quemado, pues sus piscinas están rozando el límite y al ATC en España todavía le queda un largo trecho para su construcción.

El CSN puede tardar meses en publicar el informe que permitiría reabrir de nuevo la central nuclear. Y seguro que le acompañarían una serie de recomendaciones que tendría que ejecutar la empresa y que supondría un gasto adicional alto, después de casi un lustro en paro. Si todo es positivo en cuanto a la seguridad, la palabra ahora es de los políticos, con populares a favor, y con socialistas totalmente en contra. Ciudadanos está entre medias, y el PNV, al que ahora se quiere acercar Rajoy, en contra; sin contar con los movimientos ecologistas que siempre suman simpatías.

Pero la situación de la energía en España hace que no se pueda perder ninguna fuente. No hemos tenido hasta ahora ni un ministro, ni un Gobierno, que haya sido claro en la explicación del mix energético necesario para España, y ahí estamos, divagando mientras la factura sigue subiendo merced a unos impuestos que parece que no es la mejor manera de abonarlos afectando directamente a las clases medias.
Una vez completados todos los procesos y aprobaciones, todavía restaría que Nuclenor quisiese reabrir Garoña y me parece que no. Que ni está, ni se le espera. Que habrá trabajo y bastante para su desmantelamiento y que para ellos ya ha finalizado la explotación que esperaban.
Lo que nadie -administraciones-debe olvidarse del norte de la provincia es de lo que ha aportado Garoña al empleo, tanto al Valle de Tobalina como a Miranda de Ebro, e impulsar las zonas limítrofes de nuestro territorio es un compromiso que año tras año permanece en los políticos. Que se cumpla o no, deberán analizarlo los ciudadanos.


24
Ene 17

Los ‘sampedros’

Pues ya tenemos Feria Taurina con la misma empresa que la ha organizado últimamente, así que las fiestas de San Pedro y San Pablo de la capital están en marcha. Al finalizar las de 2016 los grupos políticos municipales se propusieron replantear las mismas, para no caer en el tostón y el aburrimiento. Pero si hacemos un repaso por la geografía nacional se repiten localidad tras localidad sistemáticamente. Y en Burgos lo importantes es que salga el sol y la temperatura se adecue al mes en el que tienen lugar.
Lo que sí parece que hay consenso es que en Burgos son excesivamente largas, desde un viernes hasta el domingo de la semana siguiente y eso las puede convertir en cansinas y, con un cada vez más limitado presupuesto, excesivamente repetitivas.
En 2017 el viernes del pregón sería el 23 de junio, en pleno fin de semana de San Juan, así que tras la bomba anunciadora y los fuegos artificiales, las hogueras. No es un mal inicio. Y San Pedro y San Pablo el jueves 29, que no sería un mal colofón, salvando luego el domingo para ya el tradicional homenaje al burgalés ausente. Seis días completos que aparentemente serían suficientes.
Ocurre, sin embargo, que la feria de los toros parece que se ha anunciado ya desde el día 27, y no casarían exactamente taurinos con fiestas. Pero, ¿es eso imprescindible? Si no podemos volver a caer en el tedio del 23 al 2, más días, menos dinero para cada día, espectáculos más pobres… parece deducirse de la ecuación. La empresa aducirá, y no sin razón, que lograr buenos carteles para el 24 y 25 cuando media España está de alborozo no será fácil. Podría ser.
Ahora que parece existir un buen entendimiento entre PP y PSOE, aunque sea porque no les queda más remedio, pues harían bien en darle vueltas no solo a la forma –los días-, sino al fondo –los contenidos-. Sabemos ya lo que toca del desfile de las peñas, el primer domingo, y la ofrenda floral, el día de San Pedro. Del 23 al 29 habría, por ejemplo, fuegos todos los días. E incluso las actuaciones musicales podrían mejorarse respecto al año que acaba de terminar, pues serían menos. Y continuar con aquello que gusta, y eliminar aquello que disgusta.
En el medio de la balanza, entre lo que gusta y disgusta, está la feria de tapas. Burgos no es Bilbao, donde los restaurantes sacan las mesas a la calle y a almorzar, comer y cenar toca. Están en su ambiente. Ni Valladolid por tradición. Los hosteleros empiezan a mostrar su disgusto, y los usuarios también. Tapa y cerveza cara para, en algunas ocasiones, no ofrecer la calidad suficiente, en una ciudad además donde no se acompaña la bebida con ningún tipo de aditamento gastronómico, como en otros lugares que todos conocemos. Confieso que envidio, por ejemplo, a Granada por su buen hacer en este sentido.
Restan cinco meses para nuestras fiestas mayores, ahora que tenemos encima las menores de San Lesmes o de Gamonal. Tiempo suficiente para reflexionar y decidir.


18
Ene 17

La vida sin Google

Quizá algunos de ustedes recuerden cuando utilizaban como buscador Lycos, Excite, Yahoo o Altavista. Quizá también buscaban algún chat de Terra para conversar con quien encontraran a esas horas de la noche perdidos en internet. Los teléfonos móviles apenas habían entrado en nuestras vidas, y apenas encontrábamos algún Nokia, Alcatel o Motorola o una singular Blackberry. Era la vida sin Google y sin Apple, precisamente en esta semana que el Iphone, que cambió muchas de sus costumbres, cumple solo 10 años.
Todavía sonrío con nostalgia cuando alguna persona me da su correo electrónico y es de Yahoo. ¡Vaya, otro de mi generación! Después llegó Terra, y sus diferentes versiones, y poco más tarde Hotmail, clave para chatear. Y ahora la inmensa mayoría tiene Google para poder operar en la totalidad de sus servicios todavía gratuitos. No existían Facebook ni Twitter, y mucho menos Instagram y podíamos vivir sin ellos. Los más avezados tenían un blog (nacieron en 1994). Pero llegaron los 140 caracteres y muchos ya han dejado de existir.
Los hábitos de vida han cambiado. No hay más que ver las aplicaciones que triunfan. Conocemos el tiempo que va a hacer dentro de 24 horas o de una semana. Sabemos las calorías que consumimos cuando nos ponemos a andar o a correr. Tenemos el mapa en el móvil y no en un inmenso desplegable que ocupaba el doble que el asiento del acompañante del conductor del coche. Encendemos la calefacción de casa desde el ordenador y los taxistas de Madrid han dejado de utilizar su pequeña enciclopedia para encontrar la calle donde debían dirigirse.
Teníamos que ver el programa de televisión a la hora que le emitían. Y ahí estábamos como un clavo delante de la pequeña pantalla de la primera emisión de OT -no tan lejana- o esperando el nuevo capítulo de Médico de Familia. No había una tablet donde buscar la televisión a la carta, ni los canales habían abierto webs para publicar sus series.
Hemos cambiado mucho sin darnos cuenta. Los SMS costaban dinero y ahora estamos pendientes permanentemente de un whatsapp que también nos cuesta pero va incluída en la tarifa plana del teléfono, la televisión y la wifi.
Nuestro tocadiscos ahora ocupa menos que una tarjeta de visita. Y eso sí, todavía las compañías no han encontrado cuál es el tamaño de pantalla que triunfará en nuestro smarthpone. Antes, el estandar del bolsillo de la camisa era nu nivel de medición. Ahora han crecido.
Solo me consuela escuchar que los discos de vinilo vuelven a estar de moda y que los aparatos de teléfono se coleccionan como joyas. Algo hemos cambiado, pero ya no será lo mismo que la vida sin Google, porque ya cuesta hasta mirarnos a los ojos antes que a la pantalla.