25
Jun 13

Datos sobre la Iglesia

Son datos que se pueden verificar.  No son especulaciones. Otra cosa es que se pueda estar  de acuerdo o no con la labor que la Iglesia Católica realiza en España a través de centenares de estructuras, asociaciones, instituciones o como quieran llamarlas. Es lo que hay, si están de acuerdo seguro que han aprovechado para poner la X en la declaración de la renta, sino, lo habrán hecho a otros fines, y si les da lo mismo probablemente hayan firmado con X las dos posibilidades, que también es posible. Y muchos a juzgar por lo que ocurrido otros años, quizá hasta se hayan olvidado. Por eso, los responsables económicos de lglesia Católica en España en estos meses arrecian su campaña para recordar que existe esa X.

Y cómo se financia. La Iglesia Católica no recibe ingresos directamente de los Presupuestos Generales del Estado. Los contribuyentes eligen voluntariamente cada año poner la X en la Declaración de la Renta, y lo que obtiene por ello supone aproximadamente un 25 por ciento de la financiación de la misma.

En cuanto a la asignación tributaria, también podemos hablar de un aumento porcentual, ya que, desde que se estableció el nuevo sistema por primera vez en 2008, se ha producido un incremento en el número de contribuyentes que desean que el 0,7% de sus impuestos sea cedido por el Estado a la labor de la Iglesia. Así pues, durante el 2010 la cifra alcanzó el 35,71% del total de las declaraciones, de tal forma que la asignación tributaria supuso de media un 22% de los recursos de la diócesis.

Si hablamos de enseñanza, según datos del propio Ministerio de Educación, una plaza en un centro público tiene un coste anual de 3.518 euros, en un centro concertado la misma plaza le cuesta al erario público 1.841 euros. En 2009, fuentes de la Iglesia han estimado que habían ahorrado al Estado 4.399 millones de euros en este campo. Que eso es razón para reducir la educación pública, no! Pero menos para hacerlo con la concertada, cada vez más demandada y tampoco hay razones económicas para  disminuir  los conciertos. Si la Constitución mantiene que los padres tienen el derecho de elegir libremente la educación de sus hijos, pues no vas a hacerles pagar dos veces a aquellos que elijan una educación no pública.

Sorprende  escuchar en una de esas tertulias de ‘ginebrones’ (la denominación no es mía sino de un amigo asturiano que vive en EE UU) que la Iglesia apenas aporta el 2 por ciento del presupuesto de Cáritas, ya solo las diferentes diócesis ofrecieron  en el año 2011 más de 5 millones de euros de forma directa de donativos de los fieles directos, vamos el cepillo o la bandeja. El 65 por ciento de los fondos de Cáritas llegan además de donaciones privadas, la mayoría de instituciones y personas de la misma Iglesia, según la memoria auditada. Y es que los datos no solo se manipulan, sino que incluso se falsifican.

La memoria de la CEE de 2011, auditada por PwC, también cuenta con otros aportes significativos. En el apartado dedicado a la actividad litúrgica, se detalla la práctica sacramental en España. En 2011, hubo 292.143 bautismos, 250.916 primeras comuniones, 67.313 matrimonios, se celebraron 386.017 exequias, más de 9 millones de eucaristías y más de 10 millones de personas asistieron a Misa cada fin de semana. Por si no quedaba claro.


18
Jun 13

20 años de La Cabañuela

Hace 25 años, solo en la mente de Antonio Bañuelos figuraba la creación de una ganadería en su tierra, la de más altitud perteneciente a la Unión de Criadores de Toros de Lidia. Era una afición que tenía desde crío. Así que se fue fraguando hasta que en junio de 1993, justo hace ahora veinte años, llegaban a Burgos, a La Cabañuela, al Páramo de Masa, que había dejado las nieves unas semanas antes, las primeras vacas bravas que salían de la finca El Toñanejo, de Medina Sidonia, procedían de hierros del Marqués de Domecq, Maribel Ibarra, Torrestrella y Torrealta.
La altitud de los terrenos, 600 hectáreas, supera los 1.000 metros, y las temperaturas mínimas han llegado a alcanzar durante estos veinte años los quince grados bajo cero. De ahí que inicialmente se extendiera rápidamente su calificativo como ‘Los toros del frío’. Son muchos los hitos que a lo largo de estas dos décadas ha vivido este ganadero y su ganadería. Desde el primer toro indultado por Enrique Ponce hasta el primer encierro en Sanfermines, o su debut en Madrid o Zaragoza, o las principales plazas francesas. Y por la responsabilidad de burgalés que Antonio Bañuelos lleva en sus entrañas, la presencia cada año en la feria de San Pedro y San Pablo. En su estreno en El Plantío, una novillada en 1995 en la que lidiaron Morante de la Puebla –a hombros, Canales Rivera y Rafaelillo- apenas se asomó a ver las faenas, y solo los aplausos le permitieron conocer que todo iba bien. Muchas veces ‘Campeador’ el macho número uno de todas las camadas de La Cabañuela ha sido aplaudido en diferentes plazas. Y que toreros como El Juli o Enrique Ponce tengan esta enseña como favorita muestra el buen hacer de los toros burgaleses. Con toros debutaba la ganadería en Burgos en 1998, hace quince años, y dos de los maestros salían a hombros: Pepín Liria y Víctor Puerto, el tercero era Manuel Caballero. En 1999 fue la consagración con Ponce y El Juli también a hombros, junto al propio ganadero, y una res indultada, Gamarro. Y el 2005 llegaba otro hito, se abrían las puertas de los cosos franceses. Y así con sus luces, muchas más que sus sombras, hasta la actualidad.
Ahora, en estos tiempos de dificultades económicas –también sin duda para las ganaderías de reses bravas-, es bonito recordar como algunos sueños pueden llegar a cumplirse, bien es cierto que por el aval como empresario que a buen seguro facilitaría en su inicio la puesta en marcha de La Cabañuela, situada en Hontomín y donde también parte de la propia finca era ocupada para el cultivo. Pero no todo ha sido un camino de rosas, problemas en las pezuñas, que impidieron triunfar en los Sanfermines, fueron quizá los más significativos.
Ya he escrito en esta Página Par que el regalo que me ofreció mi padre al cumplir los 14 años era ir a ver una corrida de toros –entonces los menores de esa edad no podían acudir a las plazas-. Cambié entonces el blanco y negro por el color y me aficioné a la Feria. Afición que ha ido decayendo, pero serán difícil de olvidar esas visitas a ‘los toros del frío’, donde se puede observar el mimo con que se cuida cada detalle de una ganadería burgalesa que si no hubiera sido por el sueño y la perseverancia de un empresario, nunca hubiera podido existir. Enhorabuena.


11
Jun 13

Optimismo, un poco al menos

La semana pasada se produjo el tan esperado encuentro planetario y bajó el paro en cien mil personas en toda España, la prima de riesgo siguió descendiendo y la bolsa subió después de unos días también de declive. Unas pocas pastillas de optimismo en estos meses desde luego que no vienen mal, en ese objetivo que es activar el consumo y generar ilusión, y sobre todo animar a los posibles creadores de empleo que son fundamentalmente los pequeños y medianos empresarios, aunque todavía las leyes que supuestamente les pueden favorecer, entre ellas las que implican a los autónomos, no se han puesto en marcha.

Parece, sin embargo, que en Burgos se mantiene una tendencia irregular, al contrario que la mayoría de las provincias españolas que llevan tres meses ya de bajada continúa. El caso es que desde las cifras de enero de 2013 hasta las actuales de mayo,  se cuenta con poco más de 100 desempleados menos. Actualmente, en toda la provincia, hay 16.210 hombres sin trabajo y 17.058 mujeres en la misma situación, de los que 3.086 son menores de 25 años. La mayoría de esas 33.269 personas en paro pertenecen al sector servicios, 18.999; y después a la industria 5.369 y la construcción 4.881, según los datos actualizados del INEM. En cinco años se ha pasado de cifras en torno a 13.000 parados en 2008 a 33.000 en 2013, 20.000 más, un dato de por sí estremecedor, y que no necesitaría ni comentarios en el programa El objetivo de Ana Pastor.  Como demuestra en encuesta tras encuesta el Centro de Investigaciones Sociológicas el paro se mantiene indefectiblemente, es el principal problema para los españoles. Y en Burgos disminuir el número de parados y las políticas de generación de empleo deberían ser prioritarias por encima de las infraestructuras para las administraciones locales, la provincial y la regional. Y no observo demandas para acelerar la instalación del Parque Tecnológico o para promover la llegada de nuevas industrias. Y junto a ello el mantenimiento de los puestos de trabajo que ya existen, y en eso deberían existir políticas claras para activarlo en sectores que siempre han sido estratégicos en Burgos.

Pero toca ser optimista, aunque sea un poco e intentar aprovechar cualquiera de las oportunidades que puedan producirse. Porque seguirá habiendo desempleo (hay que seguir sumando parados a la banca, por ejemplo, pues todavía no han cerrado sus fusiones,  y más que probablemente a la administración pública, además de pequeñas y medianas industrias todavía con ERES) con lo que hay que seguir exigiendo a las entidades financieras, que para eso han recibido una inyección mil millonaria,  el apoyo necesario para aquellos emprendedores que tengan ideas y que necesitan ciertos recursos. Y no solo es cuestión de los Ministerios de Economía, Hacienda y Empleo. Si no se prima la Educación, si no se apuntala la Investigación y el Desarrollo, si no se buscan nuevos nichos económicos, lo demás serán parches pero no soluciones para que España llegue a las cifras de media de parados del resto de Europa, poco más del 10 por ciento.

Y sigo insistiendo, en este espacio, hay unas cuantas personas,  en concreto 266, los senadores del Estado español, que no me importaría que se sumaran a las listas de paro y volvieran a sus puestos de trabajo los que lo tuvieran y se buscaran el pan y la sal como los que no, como la mayoría de sus compatriotas.

Columna publicada en Diario de Burgos el 10 de junio


04
Jun 13

Marca Burgos

 

La rejuvenecida sede de Telefónica en la sede de la Gran Vía madrileña –fue el primer ‘rascacielos’ de la ciudad que sufrió los efectos de la guerra-, remodelada a lo largo del tiempo y ahora convertida en su imagen, donde alberga además su nuevo Espacio de la Fundación y su innovadora tienda, será la sede hoy martes de la presentación de la Marca de Burgos en la capital de España. Un evento que se enmarca en el paso del ecuador de la Capital Española de la Gastronomía y que servirá de lanzamiento de una campaña de publicidad en una Comunidad de la que proceden la mayoría de los visitantes que se acercan por Burgos o por su provincia. El mercado madrileño es también mercado nacional, puesto que las acciones que se enmarcan en la capital española tiene una mayor repercusión en todo el territorio del país. Con ese fin, se ha elegido un lugar emblemático en una comunidad que alberga más de seis millones de habitantes, y donde muchos pretenden escapar cada vez que el tiempo y la economía se lo permiten.

La sonrisa de Burgos se extenderá ya más allá de la balconada del Teatro Principal con el objetivo de que no sea simplemente un logotipo sino que revierta en la imagen de la capital y vaya destinado a convertirse, al menos ese debería ser el fin, en un fenómeno socioeconómico que acabe promocionando esos valores que parece que nunca acaban de definir a Burgos y los burgaleses, más allá de los habituales tópicos, alimentados por nosotros mismos, y que niegan muchos de los que nos visitan, una vez que pisan sus calles y charlan con sus vecinos. Ser de Burgos, como de San Sebastián, Zaragoza, Tarragona, Sevilla o Gijón, puede imprimir un carácter, pero el mismo también se adapta a todas las circunstancias. Y no hay más que recordar el Burgos del inicio de los años setenta o los ochenta del siglo XX, al Burgos de la segunda década del siglo XXI. Pocas localidades de Castilla y León habrán cambiado tanto.

Eso sí, sería quizá demasiado pretencioso intentar conseguir que con solo la Marca de Burgos se consiga la instalación de nuevas empresas en Burgos, alcanzar el número 1 en el número de turistas, y trasladar toda la tradición culinaria del País Vasco al Paseo del Espolón. Pero hay que dar pasos en una sociedad cada vez más competitiva y donde las comunidades autónomas, o las propias capitales, se miran unas a otras para ver en qué somos comparables. Por eso, pese a las miles de encuestas realizadas, a los estudios encargados, a las opiniones de los estudiosos, es importante tener claro nuestras diferencias y en qué podemos mantener un liderazgo y alcanzarlo. Pocos territorios pueden tener tres lugares Patrimonio de la Humanidad, como el Camino, la Catedral y Atapuerca, con varias candidaturas además pendientes: las icnitas de dinosaurios, el románico norte, el casco histórico de la capital. Pocos albergan el mayor número de restos fósiles del mundo del paleolítico medio y casi del inferior. Poca gente no sabe qué es la morcilla de Burgos o quién era don Rodrigo Díaz de Vivar. Pero no estaría de más recordar también además de a Miguelón, nuestro hombre de Atapuerca, a los  padres de la reina Isabel, enterrados en el increíble mausoleo de la Cartuja de Miraflores, o los sepulcros de las Huelgas, 30 de ellos reales, un lujo para los ojos.

También hay muchos peros, aunque uno me come las entrañas cada vez que vuelvo por la autopista desde Barcelona o Zaragoza hacia Burgos que anuncian el ‘Bilbao Exhibition Centre BEC’ cada pocos kilómetros. Ya utilice este espacio para solicitar una señalización mejor, y aprovechando la expansión de la Marca, reitero mi petición.