Papel Cero

Seguimos imprimiendo la mayoría de los papeles que nos llegan a través del correo electrónico, y creo que nos hemos gastado más papel de impresora que el que supuestamente nos tendríamos que ahorrar con la llegada de los ordenadores a nuestra vida y la práctica desaparición del fax. Y esto ha sido comprobado ya en muchas ocasiones, la última en la justicia asturiana -lo mismo que se pretende en Burgos también a través del TSJ- que ha duplicado, y en algunos casos llegado a triplicar, el gasto en papel desde que a principios de año se implantó la comunicación telemática: el ‘papel cero’ que pretende acabar con su uso en los juzgados en favor de los expedientes electrónicos. Ya hablaba el fiscal jefe de Burgos recientemente en este periódico de lo farragoso, lento e ineficaz del programa, cuando faltan pocas semanas para la puesta en marcha del proyecto Justicia Digital. Los ordenadores se les cuelgan y hay hasta seis aplicaciones diferentes.

En Asturias, paralelamente, el director general de Justicia ha reconocido que se ha intensificado mucho el gasto en papel, en tóner y además es un sentir generalizado que los tribunales se han convertido «en las impresoras de los profesionales». Incluso se habían planteado la posibilidad de eliminar las impresoras durante este tiempo de transición, pero al final se cedió y se adquirieron 37 impresoras nuevas -parecen los grandes beneficiados-, además de 14 escáner de última generación. El Principado ha recibido hasta ahora 300.000 euros para el plan de ‘papel cero’ y a pesar de este ‘fracaso’ inicial seguirán empeñados en sacar adelante el proyecto, pero de los 35 euros que según el ministerio se iban a ahorrar por expediente que no lo esperen ni este año ni al siguiente.

La informática ha sido un gran avance, seguro, en muchas profesiones. Con sus cosas buenas y sus menos buenas -a quién no se le ha caído el sistema alguna vez o se le ha quedado colgado el pc-, pero lo que ha quedado claro es que gastamos mucho más papel, gusta tocarlo, leerlo, corregir sobre el mismo y no en la pantalla, pasarlo de uno a otro. Aunque sepamos la cantidad de árboles que han sufrido su desaparición en búsqueda de la celulosa. Falta organización, se imprimen multitud de copias de dossieres que algunas de ellas acabarán directamente en la papelera y continúa siendo una asignatura pendiente esta meta, con todas las consecuencias.

Y en Burgos, con el gafe que existe para todos los adelantos en la Justicia, seguro que aumentarán los problemas que ahora ya denuncian desde la fiscalía. Así que más USB y más paciencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags:

Deja un comentario