Educa ¿qué?

No creo que sea el mejor sistema para subir el nivel de la educación en España permitir que un alumno obtenga el título de la Educación Secundaria Obligatoria con una nota media menor que 5 y dos asignaturas suspensas, teniendo en cuenta sobre todo cómo se ha implantado la ESO en nuestro país que casi implica aprobados seguros. Casi que me gusta más la ley anterior, del denostado Wert, que este bodrio de educación pública que quieren instaurar en la piel de toro.
Si estuviéramos ante estudiantes que se enfrentan a la carrera de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y les dicen que pueden pasar curso con dos suspensos podría llegar a entenderlo. Pero que a unos chavales de menos de 16 años, que lo que tienen que hacer fundamentalmente en esos años es hincar los codos, que pueden pasar al Bachillerato con dos suspensos y una nota de 4,17 es la incitación mayor a la pereza y el vagueo para aquellos que tampoco van con muchas ganas con unos libros bajo el brazo.
Así este país no sale adelante. Si faltara poco hay más puntos que están intentando consensuar los políticos para una nueva Ley de Educación, que con tantas cesiones por tantas partes va a convertire en la peor de todas. No creo que este sea el camino. Aunque parece que han sido las comunidades autónomas las que han solicitado que no es necesario superar el 5 para tener la ESO. Y luego se quejaran de que están mal calificadas en el informe PISA.
Qué pretendemos transmitir a las futuras generaciones. La solución no está en que aquellos que no aprueban a la primera pasen de curso, sino dedicarles tiempo y transmitir los valores de la cultura del esfuerzo. Alegarán estos nuevos ‘ingenieros educativos’ que no hay presupuestos para ese tiempo tan necesario entre algunos escolares. Que no se pueden poner profesores especializados, ni psicológos. Es posible. Pero cuando los alumnos ya insultan a algunos profesores en las aulas, y no ocurre nada con ellos, ni sus padres les llevan la contraria, algo está pasando en la educación española.
Cuentan que en los países nórdicos, aquellos que tienen estadísticamente los mejores niveles de enseñanza, los maestros están igual de valorados que los médicos, pero no solo en el estatus social, y en el respeto, sino también en los salarios que reciben. Aquí, en España, pensarán que con tres meses de vacaciones ya van bien pagados. Y puede que no les falte razón y lo que haya que reducir sea tanto día libre y aumentar las pagas. Pero la educación es fundamental para que este país en el que vivimos sea competitivo. Quizá sea una chorrada lo del suspenso en la ESO, pero no deja de mostrarnos un camino pernicioso.
Y frente a ello todavía hay miles de profesores estresados que cada día se enfrentan con chavales a los que estudiar les importa un bledo. No son mayoría estos, por eso son a los que hay que dar menos importancia y facilidades.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags: , ,

Comments are closed.