Ganas de primarias

Se puede entender que hayan proliferado los candidatos a liderar el Partido Popular, siempre han sido elegidos por designación del anterior presidente por lo que ahora, en supuesta igualdad de condiciones, se han lanzado al ruedo, y con poca red. Dos ex miembros del Gobierno, dos activos importantes del aparato, más dos afiliados con algún que otro carguete. También podemos entender que el PP hubiera hecho alarde de sus cientos de miles de simpatizantes y a la hora de la verdad menos de cien mil se hayan inscrito para votar el próximo día 5. Imagino que el partido de Fraga, Aznar, Rajoy, heredaría los inscritos en tiempos de Alianza Popular, y luego en momentos dulces se apuntaran hasta familias enteras, e incluso sin saberlo los chavales, que ahora desconocen su pertenencia a la formación de centro-derecha.

De todos modos, en Castilla y León ya se conocía la situación. En la elección entre Mañueco y Silván para secretario regional miles de tipos no pudieron votar por no estar al tanto de la cuota, y no hubo pocos líos con el tema de los posibles votantes. En Burgos, 662 inscritos y 3988 afiliados no es una respuesta significativa. En Castilla y León, 6819 inscritos y nada menos que 51.191 afiliados. Para las primarias nacionales, 6691 inscritos y 49.621 afiliados en la región. Básicamente las escasas mismas cifras, y eso que han pasado algunos meses para animar a los seguidores populares a ponerse al día con las cuotas, probablemente porque muchas de esas fichas estén sin actualizar las direcciones y ni existan sus correos electrónicos.

Uno de los asuntos que tendrá que hacer el nuevo presidente del PP es nombrar un equipo. Y el o la secretario o secretaria general será clave. No estaría de más que uno de sus primeros deberes sea poner al día el número de sus militantes, de los que se puede contar con ellos para una auténtica batalla electoral. Lo que sí es cierto es la importancia que ha tenido el aparato en el partido, pues los cargos a nivel local o provincial apenas han variado a lo largo de los años. Toca revolución y veremos si los populares son capaces de afrontar esos riesgos o volverán a quedarse con lo ya conocido. Soraya, Cospedal, Margallo y Casado son los que aspiran al triunfo, pero pocos se atreven a vaticinar qué dos de ellos llegarán al Congreso para la elección de los compromisarios, que será la definitiva.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags: , , ,

Comments are closed.