Liberar la AP1

Parece que por fin se va a cumplir el anhelo de muchos burgaleses de que la AP1 pase a ser una autopista gratuita. Se van marcando los pasos, se está hablando con los actuales empleados, con la empresa… pero no se escucha nada, o apenas poco, de lo que puede ocurrir si toda la circulación de repente se transfiere de la N1 a la AP1.

Por un lado no se puede obligar a todo aquel que circule a hacerlo por una de las dos alternativas. Cuando intentaron hacer abonos o reducir el peaje para camiones el fracaso fue absoluto. Pero ahora sería gratis. Puede pasar también que si los transportes se trasladan, en la Nacional se mantengan los automóviles, que ven facilitada su circulación por esta vía.

Es, desde luego, una incógnita porque nadie quiere hablar ni del gasto económico, ni del tiempo, que pudiera suponer la ejecución de un tercer carril desde Burgos hasta casi Miranda de Ebro. Tercer carril evidentemente necesario no solo para la circulación (el adelantamiento de camiones puede ser tremendo) sino por seguridad y por contar también con escapatorias.

Bien está la reversión, que tenía que haber sucedido hace años, pero los técnicos del Ministerio deberían darle vueltas a la cabeza para estos temas, a los que habría que sumar los de alguna salida más.

Mientras tanto, ya sea desde el Ministerio o desde la Junta, deberían darse unas vueltas por alguna de las autovías que recorren la región.  Algunas de ellas hay carriles que se encuentran en un pésimo estado de mantenimiento. Evidentemente, en un período de crisis, no vamos a desviar dinero de sanidad, pensiones o educación para asfalto, pero no es menos cierto que el estado de las carreteras también provoca accidentes, y una vida, cualquiera, no tiene precio. Y Castilla y León debería mirarlo. Es una región extensa y Fomento no por ello tendría que obviarla.

Hay algo bueno en este curso que estamos comenzando, y es que tendemos con toda seguridad elecciones municipales y autonómicas, y aunque nos provoquen aburrimiento las confrontaciones electorales,  todos los candidatos de capitales, pueblos y autonómicos se van a lanzar a vender sus propuestas, aunque algunas se repitan cada cuatro años y luego duerman el sueño de los justos. Una vez escribí aquí que la despoblación no tenía solución y me asetearon,con razón, numerosas personas e iniciativas de localidades burgalesas que luchaban por  mantener vida en entornos rurales. Dignos son de felicitación, pero salvo excepciones no parece haber soluciones mágicas. Habrá otras promesas más accesibles que no pararemos de escuchar. Pero si ahora comenzáramos a hacer una lista de las que se han sucedido a lo largo de los años serían interminables y no habría espacio en esta Página Par.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags: ,

Comments are closed.